Cardi B – Invasion of Privacy (Hip-Hop)

¿Escuchan eso? ¿Esas percusiones Tomb Tomb con bajos melódicos? ¿Esos bajos explosivos cuya única función es hacer una canción tan intensa como un petardo? ¿Esa forma de rappear, odiar y sentir al mismo tiempo? Oh sí, el Trap cada vez se adentra más a la industria y poco a poco se está haciendo un cambio en cómo se percibe el Hip-Hop.

Todos hablan de éste disco y todos tienen opiniones diferentes, pero a la gente se le olvida que las opiniones es lo que menos importa aquí. Cardi B ha logrado que el Trap se una con el Pop-Rap de tal forma que millones de personas hablen de esto sin solo usar opiniones negativas sobre Mixtapes y grabaciones caseras. Ya incluso Pitchfork la calificó con un “Best New Music” anticipando el potencial que este estilo de música tiene. Este movimiento se puede ver más como la legitimación que generalmente se menosprecia por su baja calidad (Muy pocos Mixtapes de este género han podido sobrevivir a la ira de los crítica hasta la fecha).

Ahora, sería tonto de mí parte llamar a Invation of Privacy un disco de Trap puro. Juntando Pop y Rap, Cardi B creó una mezcla que atrae tanto a los amantes de Katy Perry y Lady Gaga, como a los amantes de Kendrick Lamar y Jean Grae. El mejor ejemplo es “Get Up 10” cuyo inicio melódico basad en pianos le da entrada a una explosión de bajos que aunque no le encante a uno, como mínimo hace que uno mueva la cabeza. Y son estas explosiones las que hacen del Trap un género con tanto potencial de exploración; cada canción explota más fuerte que cualquier otro artista. Cuando la sutileza desaparece, no hay otra opción más que usar la violencia para cautivar al público que solo quiere entretenimiento.

La personalidad de Cardi B en este disco posiblemente constituye el 80% de este disco; por muy nefasto sea lo que diga (porque estoy seguro que TODOS los que la critican es por los temas que toca), su enojo y pasado como una prostituta que poco a poco logró subir a la fama hace que uno como mínimo lo vea como una historia de éxito. Este empuje para ser la mejor en un mundo donde uno no ha sido más que empujado a los márgenes de la sociedad hace de este disco más que en groserías y la palabra “pussy” repetidas infinitamente. Estos son gritos de alguien que necesita presumir su éxito. Tampoco soy tan fan de esta forma de “arte”, pero puedo entender esa necesidad de seguir creciendo para evitar ser pisada.

Sí, las letras son mediocres. Sí, la música llega a ser un poco blanda (por muy explosiva que sea, como en “I Like It” y “Bodak Yellow” donde honestamente me vale si la idea de incluir una canción para Latinos es cliché porque DIOS QUE ESTAS CANCIONES PRENDEN). Pero este no es el punto aquí. El punto es que esta penetración de violencia y enojo en el Hip Hop de forma tan poca sutil tan propia del Trap es un punto de inflexión en el estado actual de la música.

Calificación: 6-/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.