Post Malone – Beerbongs & Bentleys (Hip-Hop/Pop)

Calificación: 6-/10

Escasamente hace 2 años los críticos usaban sobre Post Malone el calificativo de “One-hit Wonder” por su canción “White Iversion”. Hoy en día, con un Platino sobre las manos después de 4 días de haber lanzado su último disco Beerbongs & Bentleys, esta aseveración queda en duda por completo; incluso Post Malone lo sabe y le dedicó a uno de sus conciertos a burlarse de todos las descripciones que diferentes críticos habían usado contra él.

Esta propensión de restregar en la cara su éxito es una de las temáticas principales Beerbongs & Bentleys, junto con el de el odio que le tiene a la riqueza y la fama. Así es, como todo un buen Gatsby, Post Malone logra quejarse de su riqueza y glotonear sobre ella al mismo tiempo para así crear una de las contradicciones más grandes del mundo. En “Psycho” Post Malone le canta a su ego “Damn, my AP goin’ psycho, lil’ mama bad like Michael/ Can’t really trust nobody with all this jewelry on you”: ¿Está acaso presumiendo su Audemars Piguet? ¿O es acaso esto el lamento de un pobre millonario enajenado por el dinero? El disco nunca resuelve este conflicto, pero uno supone que tiende más hacia la primera opción.

Tampoco significa esto que nunca suene sincero, “Paranoid” y “Rich & Sad” tienen una de las letras más personales del disco y son cantadas con suficiente honestidad que a uno se le olvida que en la siguiente canción posiblemente nos va a hablar del amor que le tiene a su Bentley. Como mínimo Post Malone no siempre se comporta como los rapperos en los 80’s en donde el tener dinero era signo de estatus.

Las referencias posiblemente son lo peor del disco. Sin ningún tipo de control Post Malone usa a “Zack & Cody: Gemelos en Acción” para equiparar las fiestas que da en su casa y la droga que en estas abundan (Cody se convierte en Codeine en esta canción para ayudarlo en este paralelismo). Pero peor aún que esto es “Jonestown” en donde usa el suicidio masivo de Jonestown para equipararlo con la adicción a las drogas como si esto fuera siquiera equiparable.

Musicalmente el disco es Trap melódico genérico. Excepto por “Over Now” que usa percusiones Trip-Hop y “Otherside” que le da variedad por una vez al ritmo general del disco con un ritmo de batería totalmente intrascendente, pero diferente no obstante, el disco es de principio a fin todo lo que The Weekend quisiera ser desde que Atlanta se apoderó del Hip-Hop con el Trap. La única que sale de esta definición es la balada acústica “Stay” la cual acaba sonando plástica con tanto vocalizador y trucos de post-producción demasiado artificiales.

Post Malone se ha vuelto mucho mejor tanto componiendo como creando letras. No es sorpresa que este se haya ganado ya un Platino con canciones como “Rockstar”, “Paranoid” y Psycho”. Por muy banales sean estas canciones a la larga, la formula de sus canciones se ha vuelto mucho más fácil de comercializar y sin duda va a haber millones de gente que se va a sentir identificada con algunas de sus letras. Y esto se puede decir de la mayoría de sus canciones; llamenlas básicas pero estas canciones van a explotar en el radio de forma enorme.

Beerbongs & Bentleys pudo haber sido  aceptable si hubiera durado la mitad de lo que dura, pero con una duración de 1 hora y 4 minutos el disco se vuelve insufrible después de los 50 minutos. Por suerte, su voz y algunas canciones hacen de este disco algo que potencialmente pudo haber sido algo bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.