Jon Hopkins – Singularity (Electrónica)

Resultado de imagen para jon hopkins singularity

Calificación: 7+/10

La música electrónica es un género hermético: Este funciona en relación a que tanto te separa del mundo exterior. Mundos enteros deben de ser creados constantemente en este género sin más ayuda que el sonido, ya sea por medio de texturas, de melodías o cualquier medio que el oído tenga para perderse.

Hace 5 años Hopkins probó ser dueño de este concepto. Con ayuda de trucos auditivos que iban desde la creación y manipulación infinita de sonidos estáticos hasta la extrapolación de espacios para escuchar sillas crujir y teclas de piano ser acariciadas, Hopkins creó en Immunity un espacio personal en donde melodía y ruido eran complementos más que rivales.

Con Singularity, Hopkins retoma el mismo camino en donde se quedó pero con el intento de tematizarlo. Así, el disco entero parecería estar habituado en su completitud en el espacio. En sus mejores momentos, un sentido de espacio infinito parece saturar a este disco, y ahora en lugar de estar situados en un cuarto junto a Hopkins mientras estática nos come por dentro, estamos en órbitas distantes apunto de encontrar algo más grande que la vida misma. En sus peores momentos, como por ejemplo en “C O S M”, uno siente estar a lado de Neil Degrasse Tyson haciendo un documental sobre el espacio.

En general los trucos de Hopkins son los mismos que en Immunity., solo que un intento de refinamiento. “Emerald Rush” usa esa misma forma de crear orgasmos estáticos que “We Disappear” había introducido, “Feel First Life” usa los mismos recursos ultra-realistas para hacer sentir al oyente que uno es la tecla siendo apretada, “Everything Connected” usa la misma idea de crear una canción para las pistas de bailes aunque más densa.

Dentro de la primera mitad del disco cada una de las canciones tienen sus momentos de alegría sensorial. “Singularity” logra hacer una repetición melódica en algo con más textura que lo usual, “Emerald Rush” abre con lo que parece ser una de sus baladas para luego convertirse en estática entrecortada con ritmos y vacíos que le dan un sentido de profundidad amplio, “Neon Pattern Drum” logra experimentar con la degradación del sonido y los bajos de unas percusiones de forma interesante, y “Everything Connected” desenvuelve a un ritmo altamente repetitivo por 10 minutos sin miedo de ser cansado con la ayuda de sintetizadores que cada vez se hacen más ácidos y cambios de espacio a cuartos cerrados.

La segunda mitad es donde todo se vuelve un poco más cansado. En Immunity Hopkins logró estructurar el disco para que ruido y silencio se complementaran a lo largo del disco y le diera respiros momentáneos al oído. Aquí, el disco se divide en 2 de forma tajante, dándole exclusividad a la calma en su segunda mitad. En lugar de complementarse mutuamente, ambos espectros son extraños entre sí en este disco y no se tiene el mismo sentimiento de calma/emoción de su primer disco. Aún con joyas pseudo-minimalistas como “Recovery”, esta mitad logra hacer que uno pierda la atención rápido. Sobre todo por “Luminous Beings”, la cual es mucho más larga de lo que le es beneficioso.

Aún con todo esto, Hopkins sigue siendo uno de los artistas más interesantes de música electrónica. Por mal estructurado que esté el disco, uno uno puede evitar pensar cómo rayos alguien puede tener tantos trucos usando solamente el oído.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.