Beach House – 7 (Dream Rock/ Shoegaze)

Calificación: 8-/10 (Recomendación)

Con 7 discos en su discografía y 77 canciones en su cancionero, Alex Scally y Victoria Legrand decidieron llamar a su último álbum, 7. Puede que este comentario raye la ignorancia, pero las razones pitagóricas sobre la importancia del 7 y toda la historia de cómo estas chavas adoptaron este número como título para su disco por un percance lírico termina siendo totalmente irrelevante. Cuando uno habla de Beach House, uno habla de ecos, espacios, sentimientos, texturas, y sonidos. No es por decir que las letras son totalmente secundarias en un álbum de Beach Hosue, pero pues, eso es exactamente lo que estoy diciendo.

A lo largo de 6 grandes discos, la formula que caracterizaba a esta banda se había hecho ya algo poco sorprendente. Ahogando las voces en ecos, usando sintetizadores y órganos espaciales con aún más eco, y tocando una guitarra eléctrica con más bajo que distorsión, Scally y Legrand se ganaron la fama por ser las mejores compositores de su género. No importaba si Depression Cherry y Thank You Lucky Stars tenían la misma instrumentación y sentido sonico, no importaba que la baja calidad de producción de Teen Dream le quitara ese aura de ensueño a la banda que tanto las encapsula, ni si quiera importaba que la diferencia entre Bloom y Depression Cherry fuera solamente el nombre del disco y la portada; nada de esto importaba porque ellas han logrado crear las mejores canciones que el Dream Pop ha tenido para ofrecer disco tras disco sin necesidad de tener que renovar su sonido. Si algo no está roto, no lo repares.

Aún así, tras varios discos de canciones increíbles pero con vacíos de innovación artístico entre ellos, Beach House se han dado la tarea de tratar de renovar su sonido para evitar estar en constante competencia con sus discos pasados. Experimentando de canción en canción, 7 protagoniza a Beach House tratando de encontrar un sonido nuevo que los revitalice a través del Shoegaze, coros ampliados, guitarras nuevas, y drones sintetizados. Con esta creación, en lugar de encontrar un solo sonido, encontraron como 6, y cada uno de estos con algo nuevo que darle a la banda.

Tal vez nuevo es una palabra un poco vaga en este caso: muchas canciones a lo largo del disco logran mostrar sus influencias de manera muy marcada. “Dark Spring” logra demostrar la importancia de Slowdive y del Shoegaze en la banda y del Dream Pop en general y “Black Car” usa sintetizadores que The Knife hubiera usado en algún disco menos experimental a lo que acostumbran. Pero como buenos compositoras que son, Scally y Lengard logran hacer de estas influencias en algo propio y no fallan en darle siempre, para bien o para mal, algo que suene extremadamente a Beach House. Ya sean percusiones electrónicas de discos pasados o las voces en eco que no pueden faltar, ninguna canción deja de sonar a lo que todos conocemos y algunos amamos.

¿La experimentación sirvió? Sí. Por un lado tienes a “L’inconnue” y “Drunk in LA” las cuales posiblemente son las canciones que más las han logrado acercar al cielo. Con percusiones tipo milicia y una repetición sistemática, estas canciones muestran como no tienen que solamente crear buenas canciones para ser exitosas. “Lemon Gloom”, la mejor composición de todo el disco la cual recuerda a su material en discos pasados, usa sintetizadores hechos drones y guitarras distanciadas para que sorpresivamente termine de la forma más culminante que se les ha ocurrido en varios años sin necesidad de ahogar su música en ecos y guitarras al final.

Obviamente no todas las canciones son éxitos rotundos: “Black Car” hace de The Knife en algo un poco más austero y menos interesante, “Girl of The Year” usa la fórmula exacta que Depression Cherry usó y termina siendo totalmente intranscendental, “Woo” empieza de forma fuerte pero a la mitad el desorden y el hecho de no tener una idea clara de cuál es una melodía hace que uno no escucha la canción en su totalidad. Pero tres canciones mediocres dentro de 8 joyas no es nada si no excelente.

Estoy seguro que Beach House es de esas bandas que a nadie le va a sobrar en su vida, y por suerte, parece ser que tendremos más de ellos, y no solo en cantidad si no en calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.