Skee Mask – Compro (Electrónica)

Calificación: 8-/10 (Recomendación)

El poder que los ritmos tienen sobre la concentración y la memoria humana es más grande de lo que uno se da cuenta generalmente. Durante años ya, el motor de escape del presente en las fiestas ha sido basado en bajos rítmicamente infecciosos; mientras mejores sean estos ritmos, uno va a lograr abstraerse mejor de la realidad preocupandose en nada más que en bailar. Ya sea por nuestro pasado tribal o por la razón que sea, un buen ritmo puede convertirse en un dopaje lo suficientemente poderoso como para poder olvidar todo en una noche.

Interesado por este problema, el DJ alemán Müller dió a luz en el 2016 uno de los mejores discos de música eléctronica de ese año en donde se buscaba combinar una ambientación divina con un sistema de percusiones infernal, Shred. Ambientado de tal forma como si uno estuviera perdido en las lejanías de unas montañas en Nepal a la mitad de invierno, Skee Mask logró juntar una ambientación que te sumergía en otro espacio/tiempo por completo con ritmos percusivos por su rapidéz e infecciosos por su acidéz. Rompiendo con la idea de que la ambientación nace solamente de sintetizadores aurales, Shred utilizaba bongos y baterías para sumegirte sin tener miedo de romper con la ambientación buscada.

En su nuevo disco, Compro, el alemán tiene como objetivo lo mismo que en su disco anterior, pero ahora en lugar de ambientar todo como si fueran extractos de Narkopop, lo hace como si fuera Aphex Twin: sin miedo a destruir con base en la velocidad y no la calma. Como en su disco pasado, las percusiones no son obstáculos para una buena ambientación, pero causantes directas de esta misma; la diferencia rádica en lo orgánico y variado que los tambores y baterías llegan a ser a lo largo del disco con nada más que trucos de post-producción. Siendo estas el motor del disco casi en su totalidad, solamente 2 canciones le dan a uno un respiro de todo el movimiento y ruido que ocurre; a Skee Mask ya no le importa sacrificar la calma por ritmo.

A veces ahogados en bajo, a veces en estática, a veces jalando objetos a tavés de mesas y usando burbujas para darle sonidos más orgánicos, y a veces simplemente usando Drum & Bass de los 90’s tipo The Chemical Brothers pero con una temática más invernal, Compro es un taladro cerebral de percusiones que le puede enseñar mucho a aquellos que quieren hacer música electrónica y que acaban sonando sin vida. Todo rtmo y sonido tiene vida propia a lo largo de esta experiencia, nunca sintiendose sintético ni fuera de lugar ninguna idea.

Siendo un disco que es basado en su totalidad en percusiones es difícil que uno no se pierde en ciertos puntos del disco, eso es claro. Pero dada las circumstancias, el producto final de Skee Mask no es nada si no un milagro de la música electrónica para aquellos que gustan de una ambientación lo suficientemente buena como para que uno se pierda del mundo e ideas frescas que no paren de nacer.

 

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.