John Coltrane – Both Directions at Once: The Lost Album (Jazz)

Calificación: 8-/10

El saxofonista tenor y santo patrón de la Iglesia Africana Ortodoxa John Coltrane le dejó en 1963 a su esposa una cinta que él mismo había grabado con su cuarteto clásico. Este disco nunca salió a luz ya que años después Impulse! decidió destruir esta cinta para hacer lugar en su inventario. Por qué nunca salió a luz esta grabación no se sabe, pero 55 años después ha surgido, agregando una de las últimas grabaciones que se tienen de John Coltrane que pueden entrar en su discorgrafía formal. Este no es un disco con Lados B y demos como tienden a surgir con artistas cuyo valor histórico hacen que algunos vean a estos objetos como algo preciado para el futuro, este es un disco bien producido y hecho para salir en circulación en 1963 pero que tuvo otro fin.

Grabado en el Van Gelder Studio como era tan usual en ese entonces, Both Directions at Once se puede ver como un punto medio dentro de la carrera de Coltrane. Tras su éxito My Favorite Things  en 1961 y la subsecuente integración a la disquera Impulse!, Coltrane tuvo en periodo conservador hasta que sacó en 1964 A Love Supreme para dejar su nombre marcado como uno de los mejores jazzistas de toda la historia. Este periodo conservador que comprendió de 1961 hasta 1964 le daba a Coltrane una necesidad, un poco forzada por Impulse! y las expectativas de venta que exigían, de experimentar nuevas melodías y ritmos de forma sutil. No podía hacer lo que Mile Davis hizo Bitches Brew en donde combinaba todo género e idea sin miedo a que sus discos no vendieran, Coltrane tuvo que experimentar de formas más sutiles para crear novedades artísticas sin alienar a su público.

Both Directions at Once es una combinación de My Favorite Things A Love Supreme. Por un lado, canciones como “Impressions” y estándares como “Vilia” recuerdan mucho a la estructura lineal y sin crescendos o explosiones de A Love Supreme, pero por el otro lado composiciones como la melancólica “Slow Blues” y la energizante “One Up, One Down” muestran una tendencia a crear melodías para un público más general en donde no haya tanto movimiento y haya más claridad melódica. Así, Both Directions at Once llega a ser un muy buen nombre para este disco: un tiene al Coltrane del futuro, ese coltrane que iba a usar movimientos y sonidos uniformes de tal forma que el Jazz dejara de ser un género de explosiones hechas por solos y se convirtiera en un género en donde el alma fluía con notas, y al Coltrane del pasado que se encargaba de hacer sonar al saxofón de manera modal y complicada.

El lado más débil del disco se da en las composiciones “Intitled Original 11383” y “Untitled Original 11386” en donde un saxofón tenor le da al disco mucho movimiento pero poca claridad. En ambas composiciones se siente cómo Coltrane está experimentando con ideas que nunca volvería a usar en toda su carrera, pero que tenía que grabar para que el disco tuviera suficientes canciones para cumplir su longitud.

Puede que este álbum no protagoniza a las melodías pegajosas de My Favorite Things o la experimentación espiritual de A Love Supreme, pero todo fan del Jazz sabe que con tener a John Coltrane en un saxofón ya es suficiente, y Both Directions at Once nos recuerda cuánto necesitábamos de él, incluso 55 años tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.