Dirty Projectors – Lamp Lit Prose (Indie Rock)

Calificación: 7-/10

Lamp Lit Prose es un regreso a los orígenes de Dirty Projecters, una síntesis de todos los sonidos por los que David Longstreth ha cruzado con la banda y un intento de explorar nuevos territorios con instrumentos de viento. Es tan caótico como alguien lo esperaría, pero ideas interesantes logran nacer dentro de toda esta confusión. 

Si uno compara la portada de Bitte Orca, el disco que le dio a esta banda toda la fama que se merecía, con la de su más reciente álbum Lamp Lit Prose uno va a encontrar parecidos un tanto sobresalientes. Bajo la misma idea de la pelea entre calientes y fríos, agudos y bajos, caos y orden, Lamp Lit Prose usa los mismos círculos azules y rojos para dar a entender lo contrastante del sonido en esta experiencia. Lo nuevo es que, en lugar de usar a 2 mujeres como puntos centrales en la portada para explicar lo agudo que va a estar el disco, plantas y flores adornan el lienzo ya que lo orgánico es lo que reina a este disco en gran parte.

“Right Now” abre el disco exactamente con esta descripción en mente. Guitarras melódicas pero atemporales son juntados con melodías sintetizados de forma simple y directa, complementado todo con ritmos de batería que van de lo simple a lo atemporal de un coro a otro. Con una producción digna de ser alabada en donde cada instrumento puede ser apreciado tanto por sí mismo como por el conjunto al que pertenece, Lamp Lit Proses comienza de una forma increíblemente fuerte.

El disco no pierde enfoque por casi toda la primera mitad, exceptuando a “I Feel Energy”. En “Break-Thru” Longstreth canta sobre aquellas personas que simplemente  son un avance para la humanidad por todas sus cualidades personales usando una melodía bastante pegajosa y aguda de sintetizadores el cual es a su vez retocado con sintetizadores psicodélicos wah-wah; en “That’s a Lifestyle” una melodía de guitarra barroca contrasta con la protesta social con la que Longstreth satura a la canción sin un cometido más grande mas que el de quejarse del capitalismo, el poder, la violencia y la política al mismo tiempo sin un enfoque claro pero en el que logra dar suficientes símiles perspicaces como para escucharlo quejarse con orgullo; e incluso “Zombie Conqueror” logra superar lo esquelético de su coro con una producción donde acústico y distorsión chocan en una melodía movida y potente que recuerdan a música celta a ratos. “I Found It On U” es la más Bitte Orca del bonche, aunque un poco más lineal de lo que acostumbraron en ese disco.

Ahora, los peores momentos del disco suelen darse cuando Dirty Projectors decide experimentar con trompetas y flautas de una manera con la cual simplemente no me puedo identificar. Los trompetazos en el coro de “I Feel Energy” llegan a ser un tanto innecesarios y distraen demasiado de la melodía principal, el inicio y coro de “Blue Bird” llega a tener un tono más cómico que contemplativo como su letra se pinta a sí misma, hasta llegar al punto más odioso en donde “(I Wanna) Feel It All” usa una instrumentación Duke Ellington/Free Jazz/ Electrónica que simplemente no tiene estructura alguna y que ni el impresionismo lograría entender. También está el hecho de que, para ser un disco en donde lo orgánico es el objetivo más grande, sintetizadores y auto-tune son usados tanto que el disco en lugar de pintar jardines llega a pintar macetas de plantas artificiales.

Al final del disco Dirty Projectors logra retratar más al caos que al orden dentro del caos al que tratan de esquematizar, pero siempre es bueno escuchar a una banda seguir experimentando después de haber lanzado ya 9 discos aunque signifique tener que escuchar un saxofón tenor junto a una melodía aguda de una forma artísticamente dudable. Y aunque el cometido principal de alejarse del sonido R&B alternativo de su disco pasado Dirty Projectors no se cumpla por completo, la combinación que acaba saliendo termina como algo interesante en el peor de los casos.

P.D: Se me olvidó mencionar que hay colaboraciones por parte de SydAmber MarkEmpress OfDear NoraRobin Pecknold, pero sus aportaciones son tan sutiles que es difícil saber qué exactamente hicieron fuera de prestar su voz para un coro o dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.