Ross From Friends – Family Portrait (Electrónica, Lo-Fi House)

Calificación: 6+/10

Con la intención de darle más seriedad al género Lo-Fi con el que está casado, Ross from Friends ha lanzado uno de los discos más consistentes que el género tiene para ofrecer aunque cae a veces en los mismos errores que sus contemporáneos. 

Alguna vez DJ Seinfeld dijo en alguna entrevista que ya estaba harto de toda la encapsulación burlesca con la que el Lo-fi House estaba creciendo. Desde los videos Simpson-Wave hasta la mala interpretación del género Vaporwave, esta nueva corriente de música electrónica ha sido ubicada de la peor manera posible. Cierto es que los mismos DJ’s no han ayudado mucho a su causa: con nombres como DJ Seinfeld, Ross from Friends y Dj Boring, el Lo-fi House ha sido difícil de identificar en algo más grande que en los nombres chistosos con los que los DJ’s se deciden nombrar a sí mismos. Y, por mucho que la idea de ponerte en tu nombre el nombre de algún programa de televisión noventero como Friends o Seinfeld para representar el sonido old-school con la que la música se estila tenga un propósito más allá de un chiste corto, el tono poco serio del género parece no desaparecer de aquí.

Con esto en mente, Ross From Friends sacó su último disco Family Portrait. Como la portada del debut lo muestra, Family Portrait está lleno de sonidos electrónicos producidos de tal manera que los sintetizadores suenen anticuados. Y sin ninguna canción en donde no haya algún tipo de experimentación de por medio, este disco es difícilmente algo para obviarse; con errores o no, el disco vale la pena ser escuchado como testamento de un género de electrónica nuevo que está luchando por crecer.

El disco comienza de manera fuerte: usando una producción industrial con sonidos chillantes y metálicos junto a una degradación textual pero dejando el bajo intacto, “Thank God I’m A Lizard” introduce el ambiente de degradación y experimentación con la que el disco continuará. Esta experimentación muchas veces se conecta de manera interesante con la música como lo es el caso de “Wear me Down” en donde percusiones cortadas le dan un aire vivo a la música o “Project Cybersyn” en donde uno siente que está escuchando a una combinación de Aphex Twin Nicolas Jaar con sintetizadores chillantes que difícilmente se pueden escuchar en otra parte.

Los problemas para el disco comienzan a la hora en la que la experimentación se vuelve tan caótica y engorrosa que uno no termina teniendo una idea clara de cuál es el objetivo del disco. El ejemplo más claro de esto es “Back into Space” en donde ritmos aleatorios tratan de emular una televisión ochentera post-apocalíptica para terminar en una versión experimental y  New Age del género, o como “The Beginning” que usa cantos árabes con sintetizadores de los 80’s por alguna extraña razón. Otro problema es la poca elasticidad que la producción tiene: 40 minutos adentro uno sabe que está escuchando cosas nuevas, pero por cómo esta producido el disco de principio a fin este no logra despegar las diferencias con tanta intensidad.

Es posible que muchos vean a este disco como el paso hacia adelante que el género Lo-Fi necesitaba después de estar tanto tiempo escondido tras las sombras, pero esto parece ser apenas el comienzo de Ross from Friends. Falta ver hacia donde crece y como alimenta a su música con el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.