Mitski – Be The Cowboy (Art Pop, Indie Pop)

Calificación: 7-/10

Con ayuda de canciones cortas y una variedad de texturas electrónicas para acompañar a cada bocadillo rítmico, St. Vincent ha sacado uno de sus mejores discos desde… ¿Qué? ¿Este disco no es de St. Vincent? ¿De quién es? ¿Lana Del Rey? ¿Lorde? Bueno, no importa. Las composiciones fuertes hacen que la falta de originalidad en el sonido no sea una carga pesada. 

Hace 2 años exactamente, Mitski lanzó el primer disco que la ayudaría a popularizarse más allá de lo que era usual para ella. Gracias a Pitchfork y sus acólitos, Mitski trascendió a varias listas de “fin de año” por su álbum Puberty 2. Saxofones violentos, una producción única de canción en canción que le daba más flexibilidad a lo genérico de su música y una voz un tanto olvidable pero competente hizo que Mitski se ganara el amor de decenas de revistas y de cientos de miles de personas.

Para regresar Mitski claramente decidió no aventurarse demasiado a eso de experimentar, prefiriendo enfocarse en crear canciones directas y variadas que hagan de su disco en algo íntimo; no en hacer algo único ni nada por el estilo. Y en gran parte, la idea es exitosa. Por mucho que alguien se pueda quejar de que este sea ooooootro disco Art Pop St. Vincentiano, la queja nunca va a estar orientada hacia la composición de sus canciones.

La variedad con la que Mitski nada para adentrarnos a su psique amoroso y vagamente psicológico es extenso: “Why Didn’t You Stop Me?” usa sintetizadores ácidos y callados con percusiones que se trasladan por los canales de los audífonos de izquierda a derecha de forma crujiente, “Old Friend” tiene guitarras acústicas muy bajas con sintetizadores piscodélicos para complementar, “Remember My Name” tiene guitarras eléctricas crujientes y ritmos lentos que hacen pensar a uno en una PJ Harvey menos seria, “Nobody” infecta al disco con ritmos Disco/Funk mientras Mitski hace un juego de palabras bastante tonto con las palabras Nobody y No Body, entre otros ejemplos. En pocas palabras, el disco ciertamente tiene mucho que ofrecer.

El mayor problema con este disco al final del día es que por mucho que la forma sea elástica y flexible, la sustancia es la misma que cientos de artistas Indie Pop han usado por varios años ya. Y por mucho que la “novedad musical” no sea lo más importante siempre para calificar a un disco como bueno o malo, el hecho de que hasta los sonidos más increíbles suenen tan conocidos no es tan fácil de ignorar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.