Blood Orange – Negro Swan (R&B, Funk)

Calificación: 6-/10

Dos años después de lanzar su increíble Freetown Sound, Blood Orange nos enseña que es un artista con una mejor habilidad creando ritmos y no ambientando. Momentos de belleza intensa y momentos de vaciedad extrema disfrazado de minimalismo sobreproducido hacen del último álbum de Devonté Haynes en algo confuso y difícil de amar. 

Negro Swan es el hermano callado de Freetown Sound. Aunque ambos tomaron un sonido parecido al que el R&B solía tener a mediados de los 90’s pero con una ambientación más densa, Freetown Sound logró despegar en muchas ocasiones por su combinación de calma y fiesta, silencio y ruido. Ahora con Negro Swan, Dev decidió apegarse más al lado silencioso que Freetown vio nacer algunas veces.

Las opiniones sobre este disco han sido muy variados; algunas definan al disco como “hermoso”, otros como “vacío” y otros como “calmado”. Pero fuera de quién sea el que tenga la razón al usar el adjetivo calificativo subjetivo más adecuado, uno al escuchar al disco no puede negar que una de estos adjetivos facilmente podría ser “sobreproducido”. Esto no es raro; tanto Freetown Sound como Cupid Deluxe usaban una ambientación tan densa que a veces uno sentía que el disco estaba a nada de ser más plástico que un queso de supermercado. La diferencia que esta vez la silencia ha magnificado esta tendencia a ambientar hasta el sonido más irrelevante, creando un aura increíblemente denso y difícil de escuchar.

Las letras en general giran alrededor de temas como el amor y la familia, sin nunca llegar a ser tan abstractos como un Interpol lo haría. Por desgracia, lo directo de sus letras también sufren ya que llegan a rayar a lo innecesario. Los ejemplos más claros de esto son los monólogos que constantemente florecen como una de esas pláticas incomodas que hay a la mitad de una cena familiar. Ideas un tanto vagas y poco reveladoras sobre estos temas van de un lugar a otro sin tener un punto en específico. Algunas canciones como “Nappy Wonder” se salvan de esto, pero nunca llega a ser lo suficientemente interesante para compensar lo licuado de sus monólogos.

La estructura que mucha de las canciones toman también es un poco dudosa. Desde la forma tan desigual que “Jewelery” toma al partirse en 3 partes, hasta las canciones cortadas para incluír aún más monólogos, muchas canciones se sienten más incompletas y desnudas de lo que s a uno le gustaría para un proyecto tan pretencioso.

En general no lo disfruté mucho, pero a cualquier persona que no le moleste estar ahogado en una ambientación densa puede salir con opiniones más positivas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.