Spiritualized – And Nothing Hurt (Rock Sinfónico, Space Rock, Rock psicodélico)

Spiritualized - And Nothing HurtCalificación: 7-/10

Sin miedo  a demostrar de forma obvia las influencias que bandas como The Flaming Lips y Mercury Rev junto a toda la ola de música Rock de los 60’s al estilo Beach Boys  y The Mama’s and The Papa’s tiene sobre Spiritualized, Jason Pierce ha dejado atrás sus explosiones de ruido Avant-Garde para optar por un estilo más maduro y mesurado. Puede que no sea la explosión de emociones en distorsión que Sweet Heart, Sweet Light fue, pero el sonido de And Nothing Hurt es tan nostálgico que es difícil no pensar en la música del pasado que evoca y sonreír. 

Antes de lanzar su último disco, Jason Pierce, líder de la banda de Rock Psicodélico, Space Rock y Gospel Spiritualized, hizo una serie de entrevistas para crear un poco de emoción alrededor de este nuevo disco. En una de estas entrevistas Pierce mencionó que la razón por la que Spiritualized se ha mantenido fuerte después de todos estos años es que, en lugar de buscar un sonido moderno y enajenar su estilo (algo así como U2 y Paul McCartney), ha logrado mantenerse fiel a sus raíces sin necesidad de fingir que debe de cumplir con las expectativas de la juventud.

En primera instancia esta afirmación se me hizo puro cuento. Sweet Heart, Sweet Light, Let It Come Down, Songs in A&E; casi todos sus lanzamientos no han necesitado buscar un sonido moderno porque estos ya han sonado modernos desde un principio (por muy tautológico que suene). Esas explosiones de distorsión agudas con guitarras temblando a la Avant-Garde, los momentos en donde hay más ruido que calma y los otros en donde hay más calma que movimiento, y esa pretensión de explotar de la forma más orgánica posible no ha sido nada si no moderno. Por muy tonto que suene, no hay nada más moderno que saturar tus canales con ruidos y un desastre atonico tan potente que la definición de “música” se ve increíblemente violentada.

Eso fue hasta escuchar su último disco, And Nothing Hurt. Aquí, Pierce decidió no esconder sus influencias en un mar de distorsión, abrazando todo lo que bandas como Mercury Rev Neil Young tuvieron para darle en su formación artística, sin miedo a sonar viejo o anticuado. Claro, todavía se sigue teniendo las explosiones Avant-Garde como en “The Morning After” o “Let’s Dance”, pero el sonido en general ha sido retirado de sus cualidades más experimentales para poder crear canciones en donde los acordes importan más que la textura.

Esto en sí sirvió. Por mucho que el disco se escuche viejo, un aire de nostalgia permea a toda la experiencia que hace a uno pensar en épocas que no vivió. El disco es muy placentero de escuchar de principio a fin, no fluye mal, no tiene canciones que hagan a uno querer morir (excepto por el inicio de “The Morning After” y sus sintetizadores fluctuantes que no tiene nada que ver con el resto del disco), y es en general muy fácil de disfrutar.

Pero siempre hay un pero. Por mucho que esta nueva transformación de Spiritualized hacia lo antiguo haya sido bien medida, hay ciertos detalles que hacen de este disco en uno de los más débiles desde Amazing Grace. No siempre son las mismas razones: Algunas canciones tienen detalles de producción muy poco interesantes y no logran mezclar lo Avant-Garde sin sonar licuado como el final de “Here It Comes”, otras canciones suenan demasiado nostálgicas llenas de rock 60’ero como “I’m Your Man”, y otras nunca logran despegar por completo como “Damaged”. Generalmente son cosas chiquitas las que molestan, pero son suficientes como para que el disco se sienta incómodo.

Hay una idea al componer música en donde la última canción de un disco está compuesta de tal forma que se escuche como la última canción del disco; algo épico, que logre envolver el sonido general del disco, algo que le dé una conclusión al disco de forma auditiva. Bandas como PavementBuilt To Spill Niños del Cerro son expertos en esto, y al parecer Spiritualized lo es más porque dentro de sus 9 canciones, las 9 parecen ser conclusiones de algo. Todas las 9 canciones fueron compuestas con ese aire épico y sinfónico que una buena clausura llega a tener dentro de un disco, creando un sentimiento extraño de Deja-Vu donde una canción se siente conocida a la pasada por la idea de grandiosidad que Pierce se esfuerza tanto en crear. Honestamente, cualquiera de las 9 canciones podría ser la última canción y daría lo mismo; todas comparten el mismo sentimiento de calma y crescendo gradual épico.

Dada la habilidad de Jason Pierce, un mal disco de Spiritualized nunca es un mal disco en relación a los demás artista, solamente es malo en relación a sí mismos. And Nothing Hurt no es un mal disco por ende, pero ciertamente no es lo mejor que Spiritualized ha traído a la mesa. Aunque tampoco lo peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.