Low – Double Negative (Ambient Pop, Drone, Slowcore)

Calificación: 8+/10 (Recomendación Auditiva)

Low siempre ha sido una banda en donde la textura y el sonido han tomado una mayor importancia que la melodía y composición, pero nunca lo habían hecho tan manifiesto como en su último disco, Double Negative. Haciendo un mayor hincapié en la creación de drones, Low ha decidido sacrificar toda pretensión composicional para crear en su lugar orgasmos auditivos y muros de estática que retiemblan con tanta tristeza que el ruido parecería tener lágrimas. Agarren unos buenos audífonos o bocinas, pongan el volumen a 100 y piérdanse.

Low nunca ha brillado por sus canciones únicas y ritmos destacados. Desde su álbum Things We Lost in the Fire, la banda se destacó por su aura denso en donde ecos y guitarras electroacústica Flanger eran los únicos ocupantes de un espacio de sonido lleno de voces. Muchas veces uno llegaba a olvidar cómo se llamaba una canción o cuál melodía tenía otra sin importar que tan fan fueras, y todo esto gracias a que la banda no se construyó como un proyecto en donde canciones nacieran; Low es un proyecto en donde sonidos y sentimientos nacen. Hay un mayor parecido con la música ambiental de Brian Eno y Aphex Twin, o con las composiciones Folk de Sun Kil Moon, que con una banda de Rock común.

La evolución de Low con el tiempo ha sido tanto tecnológica como artística; mientras que en sus últimos discos esta banda ha implementado cada vez más una producción sintetizada en donde los instrumentos musicales orgánicos juegan un papel secundario, a su vez han decidido que esto no es suficiente para mantener a la banda a flote. En una banda donde la belleza radica en ciertos sonidos siendo repetidos en un aura de eco distante, qué sonidos usas es tan importante como cómo creas este sonido.

Ya en su disco pasado, Ones and Sixes, Low había empezado a experimentar con experimentos con bajos pesados y estática recurrente, aunque de forma tímida. Incluso la primera canción de este disco, “Gentle” tiene matices muy parecidos a la primera canción de este nuevo disco, “Quorum”, ya que el mismo juego con el volumen y la explosión de bajo es usado para darle profundidad a la canción.

En Double Negative, los líderes de la banda, Steve Garrington y Alan Sparhawk, han decidido irse por el camino de las texturas de una forma increíblemente obvia, pero en donde hay más recompensas. Como Low siempre ha tenido una cierta debilidad en sus dotes composicionales, la banda decidió agarrarse de eso y crear sonidos interesantes y una producción impecable, dejando a sus composiciones como consecuencia del sonido y no al revés. Así, los momentos más memorables de Double Negative son en los que un cierto sonido explota y nace en tu oído como estrella y supernova. “Quorum” y su estática abstracta y bajos abrasivos, “Tempest” y las voces robóticas a la Air pero con más experimentación que calma o “Disarray” y su ritmo descompuesto en efectos graves son un ejemplo de esto.

Toda esta experimentación en donde la tristeza se manifiesta a través de estática y sintetizadores es juntada con letras en donde la tristeza y y el cansancio buscan un poco de empatía por parte del que escucha. Y si de por sí la música era lo suficiente melancólica como para hacer sentir a aquél que no le tenga miedo a la experimentación en la música, al ser combinadas con las letras Low ha creado uno de sus discos más emocionales y centrados de su discografía, pero ahora en manos de la electrónica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.