Quavo – QUAVO HUNCHO (Trap Rap)

Calificación: 4-/10

Para su último lanzamiento como solista, el integrante de Migos ha decidido crear percusiones Trap, aplicarle un Copy/Paste a la instrumentación, y utilizar como letra frases no unificadas que suenen cool pero no aporten nada de significado. Por mucho que el disco tenga buen valor de producción, Quavo Huncho nunca decide crear nada interesante por su propia mano y deja que sus colaboradores se ocupen de las mejores ideas.

Un año después de su disco en colaboración con Travis Scott, Huncho Jack, Jack Huncho, Quavo Huncho ha regresado con un disco nuevo que deja más para desear de lo que su colaboración dejó. Mientras que Travis Scott logró poner el pie hacia adelante y lanzó este mismo año Astroworld para demostrar que todavía es un artista con muchas ideas y energía, Quavo ha hecho lo opuesto.

El nuevo proyecto de Quavo, QUAVO HUNCHO, suena a que fue grabado con demasiado prisa y muy poca precisión. A diferencia de su material con Migos o de lo que Travis Scott ha creado por sí mismo, Quavo ha dejado demasiado obvio cuál es la metodología para grabar sus discos. Agarras un fondo instrumental sutil para la canción, le pegas algún ritmo Trap que le quede bien a la canción sin preocuparte por cómo interactúa con el resto de las canciones, y usas frases que evoquen a un estilo de vida Trap pero que nunca traigan ideas claras en cuanto a su contenido (lo importante no es el contenido al parecer, solo el disfraz; lo bonito que suene la letra con la música sin importar su sustancia). Ah, y nunca olvides poner un Ad-Lib al final de todas los versos para incrementar tu rítmica. Así es cómo múltiples de las canciones parecen haber sido lanzadas, sin mucha producción o ideas interesantes añadidas más allá de esto.

Al juzgar su portada basada en elementos naturales y haber escuchado “BIGGEST ALLEY OOP”, la primera canción del disco, pensé que este iba a ser un intento por parte de Quavo para hacer un disco de Trap más orgánico en donde flautas como las que hay en “BIGGEST ALLEY OOP” y “FLIP THE SWITCH” iban a darle un textura más interesante a lo industrial del género, pero no. Desde “Pass Out” uno se da cuenta que no hay verdadera cohesión dentro del sonido o de las ideas más allá de las percusiones Trap obligatorias. “Pass Out” suena a Rae Sremmund, “Huncho Dreams” suena a lo que cualquier artista actual suena, “Give It To Em'” suena a una versión licuada de Nicki Minaj en Trap, etcétera. Exceptuando a “Workin Me” y a sus bongos vivaces y movidos, “Champagne Rosé” y el coro que Madonna grabó para la canción el cual tiene un muy buen ritmo y un poco de textura, y “Rerun” el cuál usa un estilo Cloud Rap que claramente Travis Scott creó por lo diferente que es al resto del disco (y lo superior al resto del disco si me preguntan), pocas canciones tienen mucho que admirar. Algunas tienen un bajo pesado que las hacen Bangers, otras tienen colaboraciones con Takeoff y Drake que le dan más justicia y velocidad al estilo lento de Quavo, pero no hay mucho que ver en muchas de las canciones. Esto no significa que son canciones mal hechas o de mal gusto, solo son aburridas al extremo.

Las letras dentro de este proyecto son basura. En todo el disco hay exactamente tres canciones que logran mantener una línea de pensamiento única sin tropezarse a sí misma. “Huncho Dreams” habla sobre la relación que Quavo tiene con Nicki Minaj y de cómo el no quiere casarse aunque la ama (aunque sería más fácil de hacer un vínculo sentimental si dejara de presumir sus conquistas femeninas pasadas en el resto de las canciones), “Fuck 12” habla sobre cómo Quavo odia a los policías pero nunca indaga sobre el tema de brutalidad policíaca además de tener uno de los momentos más desesperantes del disco en la que se la pasa haciendo la onomatopeya “skrrt” como si fuera coche arrancando, y “Lose It” habla sobre Lil’ Peep y su lamentable muerte. “Lose It” es la única que muestra a Quavo en su lado verdaderamente humano y emotivo; las demás canciones son una combinación de imágenes Trap y Hip-hop, de poder y fama, y de Chanel y Lamborghinis.

También cabe destacar que este disco es un claro intento para sacar canciones famosas en el radio. Con la misma actitud con la que Drake lanzó Scorpion este año, Quavo ha creado más canciones de las que eran necesarias para ver si “chicle y pega” una de las canciones en el radio. Está la canción de Reggeatón “Swing” (que está extrañamente igual de licuada que el resto de las canciones) para que pueda capitalizarse con esa dulce tendencia que la música latina está empezando a tener en Estados Unidos, y un bonche de canciones Trap genérico que esperan tener más reproducciones en Spotify de lo que tendrían si el disco fuera más corto.

2 años después del último proyecto de Migos sigo sin saber quén es Quavo como solista, y al parecer se mantendrá la incógnita por más tiempo.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.