MØ -Forever Neverland (Electropop, Synth Pop)

Calificación: 4+/10

Mientras que artistas Pop como Natalia Lafourcade, Alex Anwandter, Gepe y Rosalina son ignorados desde las lejanías de México y América del Sur, las revistas de música han decidido enfocar sus elogios en el artista Pop genérico #86 para recordarnos que la crítica de música actúa como una fuerza en búsqueda de tendencias y no de música aventurosa para los que leen sus revistas. Forever Neverland, el último proyecto de la sueca Karen Marie Agaard, ha sido aclamado por lo pegajoso de sus melodías, lo sentimental de sus letras, y lo real de su producción pero lo que pocos han denotado es que es fácil y vacío de significado. Con un Drop en cada coro de cada canción y melodías hechas exclusivamente para ser recordadas por días, lo insaboro de su música no hace más que esconder la buena producción que el disco trae como única recompensa. 

Forever Neverland parece ser un intento por parte de la crítica de aplicar el mismo efecto sorpresa que el disco de Lorde provocó el año pasado. “¡No solo hace Pop, también tiene sentimientos!” parece ser el enfoque eje para este alabo colectivo entre revistas y Fans, aunque sigo sin entender a qué se refieren exactamente bajo ningún enfoque. Cierto, el disco bien hecho está; ST!NTDiplo, y todos los productores invitados en la creación de este disco han logrado que la música fluya con de una forma vívida y real ¿Pero qué tanto importa la producción en un disco donde todas las canciones te suenan a algo sobreusado y poco original?

El resultado hace a uno enojarse un tanto; escuchar el disco en audífonos es gloria pura hasta que uno se da cuenta de cómo va a empezar y terminar la canción sin necesidad de pensar mucho. Tomen como ejemplo “Blur” en donde un ritmo de sintetizador Synth Pop hace obvio que el coro va a ser ese mismo sintetizador pero con más bajo y profundidad aural. ¿Quieren más Drops? No te preocupes, aquí los tienes de todos los colores y formas que quieras.  “Way Down” usa ese silencio pre-coro tan usual para amplificar el poder de los sintetizadores bajos y las percusiones potentes en su Drop del coro, “I Want You” hace de su ritmo Funk amigable en algo totalmente inútil tras hacer exactamente lo mismo para su coro pero ahora con guitarras y no flautas, “Nostalgia” tiene más Drops pero con coros, “Mercy” se encarga de enfatizar cuánto amor hay dentro de la canción usando un coro tan grande e imponente como innecesario, “If It’s Over” usa influencias post-industriales con un sintetizador metálico pero termina sonando tan poco sorprendente como el resto del disco, “Imaginary Friend” tiene otro Drop pero usa un interludio con arpas y saxofones distantes para disfrazar lo Radio-friendly que es, y “Purple Like The Summer Rain” usa una balada antes de su coro para que (sorpresa) el Drop sea más potente en el coro.

Como ya dije, admiro que los productores hicieron un trabajo increíble tratando de disfrazar lo genérico de las composiciones. Percusiones metálicas, flautas, guitarras, arpas, sintetizadores Deep House, sintetizadores Synth Pop, sintetizadores post-industriales; hay una verdadera gama de sonidos interesantes que hacen de este disco en algo increíble en potencia. Pero en actualidad el disco no trae nada más interesante que estos sonidos, y estos no son suficiente para hacer de MØ en algo más que otra artista Pop. Sus vocales agudas y nasales además son un marca un tanto ya sobreexplotado por el mercado Pop, por lo que ya ni su voz termina siendo distintivo.

Las letras son sentimentales pero son un tanto plásticas y francamente imposibles de empatizar al menos de que estés en el momento exacto que Agaard quiere que estés. Por ejemplo, “Nostalgia” habla de la primera vez que se enamoró, pero la forma tan cursi en la que sale toda la odisea hace de la canción en una ficción un poco linda pero que no aporta mucho mas que a aquellos que están en su primer amor. Sí hay canciones un tanto más personales y menos perfumadas como “Blur”, pero en cuánto más personal Agaard se pone más abstracta es su letra y al final del día uno no termina comprendiendo totalmente mas que los múltiples pasajes de amor infinito que este disco mete.

Impresionante como sea la música Forever Neverland termina sonando tan poco original e interesante como muchos de sus contemporáneos, lo cual es una lastima porque el potencial era grande.

Mejores canciones: Trying to be Good

Peores canciones: Way Down, I Want You, Imaginary Friend, Purple Like Summer Rain

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.