Thom Yorke – Suspiria (Music for the Luca Guadagnino Film) (Soundtrack, Art Rock, Música Clásica Contemporánea, Electrónica Ambiental, Piscodelia)

Calificación: 9/10 (Recomendación Auditiva)

Más que solo un simple Soundtrack, Suspiria fluye de principio a fin como uno de los discos de música clásica contemporánea mejor armados en mucho tiempo. La facilidad con la que Yorke atraviesa diferentes texturas y sonidos a lo largo de Suspiria hace que Nils Frahm, Max Richter y Ólafur Arnalds se vean como personajes tiesos a comparación; por muy innocua o estructurada que una canción esté, siempre habrá algún experimento audiovisual de interés que haga único a lo que uno está escuchando. 

Generalmente inicio mis reseñas tratando de recontar los puntos más importantes de un artista para dar un panorama del personaje con el que estamos tratando en un proyecto. Con Thom Yorke haría lo mismo si su lista de proezas, proyectos y éxitos no fuera tan estúpidamente larga. Productor, instrumentalista, compositor y cantante, Thom Yorke ha tenido una fluctuación artística tan variada que es difícil colocarlo en una corriente especifica. Con Radiohead ha creado música Rock Alternativo, Electrónica, Ambiental, Experimental, Pop, Krautrock, basada en drones y otro montón de influencias; como solista ha participado con artistas como Flea Damon Albarn para crear música electrónica y combinaciones estilísticas como Funk o Pop o electrónica Kraut o ambiental o lo que se le dé la gana; y ahora ha lanzado su primer Soundtrack de su carrera.

Este Soundtrack no pudo haber sido lanzado en un mejor momento dentro de su carrera; 2 años después de lanzar A Moon Shaped Pool con Radiohead, Yorke se ha ido despegando de su marca de agua electrónica que muchos años lo caracterizó para hacer composiciones basadas en piano y orquestas, pero sin separarse de esa experimentación auditiva que siempre ha hecho de Yorke en un artista tan interesante. Ideas de Art Rock, Krautrock, y Dream Pop fueron utilizadas en este disco hace 2 años, y ahora han sido trasladadas a este Soundtrack, siendo un paso hacia adelante obvio para A Moon Shaped Pool.

En SuspiriaYorke alistó al Coro y Orquesta Contemporánea de Londres junto a su hijo Noah Yorke a su arsenal de sintetizadores e instrumentos para poder llenar de sonidos variados e interesantes estas dos horas de experimentos auditivos. El resultado excede las expectativas. La calidad de detalle que muchas de estas piezas toman de principio a fin sin importar su longitud o estructura es tan grande que uno difícilmente se queda sin sonidos interesantes que escuchar a lo largo de Susupiria. Por ejemplo, “Volk” no usa solamente un sintetizador psicodélico y terrorífico para ambientar a la canción, sonidos metálicos y chillantes son agregados a la mitad para después agregar un sintetizador grave que rompe con lo agudo de la canción para después agregar otro sintetizador que asimila a una trompeta desafinada y grave para después agregar una batería haciendo fills para que todo al final converja en un mar de sonidos desafinados y bien armados hipnóticos. Este es tan solo un ejemplo de 23; “The Hooks” tiene crujidos y voces con rizas de fondo que hacen de la instrumentación en una pesadilla, “Suspirium” se mantiene simple pero usa una producción a la Nils Frahm en donde el piano es aumentado a tal punto que las teclas del mismo se escuchan crujir de forma exquisita, “Belongings Thrown in A River” utiliza melodías de piano terroríficas con violines mandados a un espacio psicodélico e infinito, “”Has Ended” hace uso sonidos que George Harrison hubiera usado en The Beatles; “The Universe is Indifferent” usa violines en reversa con efectos de psicodelia y cítaras, y podría seguir con esta lista de forma interminable si quisiera. Suspiria está tan lleno de sonidos interesantes que a uno se le olvida que esto es un Soundtrack y termina sintiéndose dentro de un proyecto oficial de la discografía de Yorke. Incluso la monstruosidad hipnótica de “A Choir of One” destaca por lo mucho que intenta hipnotizarte con 14 minutos de subeibajas vocales constantes.

Su majestuosidad no para solamente en lo individual. Como colectivo, el disco logra instaurar un aura en donde la psicodelia y lo orquestal choca en algo nuevo, conectando canciones con una cohesión que es de admirar. Las influencias Rock y Pop que Yorke trae a este proyecto ayudan mucho a este efecto porque siempre crea escapes menos densos y orquestales después de 5 o 4 canciones basadas en musique concrète y experimentos de música clásica contemporánea densa. “Volk”, “Suspirira”, “Has Ended” y “Suspiria Finale” son solo algunos de estos puntos de descanso que el disco usa para hacer que lo denso pueda ser utilizado sin temor a marear a uno.

Algunas veces, pero muy pocas veces, Yorke hace uso de lo más obvio en este Soundtrack como “Sabbath Incarnation” en donde ningún sonido hace ver a esta canción como una creación única de Yorke y raya lo genérico, además de que otros experimentos como “Klemperer Walks” hacen de la discordancia atmosférica en algo más incomodo que interesante, pero los ejemplos son pocos con relación a la cantidad de ideas implementadas en este Soundtrack. Es posible que menos del 5% del tiempo que uno escucha este disco sea tiempo mal apremiado, el 95% es pura gloria en forma de violines y psicodelia.

Con la cantidad de influencias e ideas que Yorke ha usado en este proyecto, es difícil de calificarlo como uno de los mejores discos de música clásica contemporánea; Rock y Pop en baladas hacen que esta clasificación sea puesta en duda. Pero yo mantengo esta opinión sin importar esto; no es raro que artistas como Olafur Arnalds haga uso de influencias Pop en sus melodías melodramáticas, además de que el uso de una orquesta densa es tan continuo que es imposible no llamar a Suspira por otra cosa, influencias Rock o no.

Sin sorpresas, Yorke lo ha hecho otra vez. No solamente ha creado un disco interesante entre sus aprtes y en colectivo, para ha hecho que la gente recuerde porque su influencia ha sido tan remarcada a lo largo de estos años; sus habilidades trasciende las barreras del género y tan rápido como puede crear un exito Pop en la radio, también puede crear una experiencia audiovisual única con orquestas y hechizos psicodélicos.

Mejores Canciones: Volk; Open Again ;Has Ended; Suspiria; Unmade; The Hooks; The Inevitable Pull; A Choir of One;

Peores Canciones: Sabbath Incantaion; Klemperer Walks;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.