Poppy – Am I A Girl? (Pop Industrial, Electropop, Funk Pop, Nu Metal Pop Industrial y Quién Sabe Qué Más de Rock Pesado)

Calificación: 7/10

Su disco no fluye tan bien como un Robyn pero en sus mejores momentos las canciones son tan potentes, emocionantes e intelectuales que uno olvida lo incoherente de todas las 10 primeras canciones del disco. Pero empezando la onceava canción, todo se va al infierno y el disco se transforma en un Metal Pop plástico perfectamente ejecutado.

Am I Girl?, el último disco de la artista, Youtuber, compositora y bailarina Pop Poppy, es desesperante de principio a fin por ser de esos discos que se quedan cortos a niveles moleculares por lo genial que pudieron haber sido. Sonidos increíblemente bien producidos, canciones con temáticas bien planteadas, ritmos pegajosos y no desesperantes; Am I A Girl? tiene el potencial de ser uno de los mejores discos de Pop del año. O lo sería si no fuera por sus fallas en la cohesión de sus canciones a lo largo del disco, y de su tendencia a alejarse de sus ideales industriales/techno para irse a algo más Pop digerible por miedo a sonar demasiado ruidoso. Toda esta definición se cumple para las primeras 10 canciones tan lo menos, lo demás ya es… otra cosa totalmente.

El nuevo proyecto de esta artista americana es una mejora monumental a comparación de su disco pasado Poppy.Computer. Con ayuda de artistas como Diplo y Grimes, la producción de este nuevo disco ayuda a darle a Poppy una personalidad única como artista. Con una voz tan melódica y calmada como la de Selena Gómez pero con instrumentación sintética y pesada como la de algún mix de Metallica de 2manydj’s, Poppy muestra no pertenece a ningún umbral Pop/Rock/Metal en específico y se dedica a hacer lo suyo solamente.

Las canciones son están creadas en general con sintetizadores Techno ácidos que buscan hacer de su voz y ritmo en algo más potente que placentero; hay canciones incluso, como “Iconic”, en donde acentos de Post-Dubstep se pueden escuchar por lo sucio de su instrumentación. Pero no es esta suciedad que la hace tan buena artista, si no el punto medio entre ser una diosa Pop y una DJ Techno enajenada el que hace que su música sea tan pegajosa pero tan potente al mismo tiempo. La forma en la que los sintetizadores sucios pero bien producidos de “Chick Chick” hacen par con su voz tan aguda y melódica es estilísticamente increíble, o también cómo la producción de Diplo 80’era de “Time Is Up” hace que este disco valga la pena simplemente por esta canción tan bien armada. Pop y Techno convergen de manera pulcra y sin contradicción alguna en este santuario Pop, aunque no siempre se mantiene en las nubes como uno quisiera.

Es sobre todo en una cuestión global es donde el disco empieza a fallar. Las canciones tienen tan poca coherencia entre sí que escuchar los cambios de canciones llega a ser realmente incómodo. Digo, escuchen como el final de “Fashion After All” y el principio de “Iconic” se contradicen con tanta intensidad que es imposible no mover los ojos para atrás y suspirar. Las canciones en sí algunas veces también son más débiles como un total que como la suma de sus sonidos. Un ejemplo es “Fashion After All” en donde las melodías Funk del coro suenan increíblemente licuado a comparación del resto del disco en donde sintetizadores pesados hacen de todo el disco en algo tan denso como un DJ Europeo en cocaína. Otro ejemplo es “The Rapture Ball” en donde su influencia Dubstep se le pasa de la mano hasta sonar un poco banal y poco sorprendente, o “Am I A Girl” en donde sus guitarras Metal la hacen sonar como un Linkin Park débil haciendo dueto con CHVRCHES.

Y hablando de Metal, las últimas dos canciones del disco son más pesadas de lo que Marilyn Manson ha escrito en los últimos años. Usando una combinación extraña de su Pop Techno y de un Nu Metal Lacuna Coil con Evanescence, Poppy ciertamente logra despistar a uno con el final de su disco de tal forma que uno acaba amando más el disco de lo que uno pensó que lo iba a poder amar. Toda intensidad que canciones como “Fashion After All” se robaba del alma del disco son regresadas al cuadrado en estas dos canciones que son simplemente una bomba. Por si fuera poco, estos experimentos Metal son combinadas con melodías acústicas que ni Kero Kero Bonito podría contrastar de forma tan intensa; es como escuchar a alguien gritar de odio para luego verlo gritar de felicidad para luego verlo gritar de odio otra vez y así infinitamente. Estas dos últimos canciones son, como mínimo, interesantes al extremo, pero honestamente son demasiado geniales para ser llamadas solamente eso.

Las letras son, en general, oro puro. Fluidez de género, matriarcado, una modernidad en donde la rapidez nos hace ver al mundo como algo a resolver de un día al otro, y sexo son temas que son tocados con una inteligencia que las letras se vuelven una necesidad en este disco. Frases hilarantes como “If you don’t like it suck my dick” o inteligentes como “‘ll make up my face in a minute/ I’ll reform this state in a minute/ Cash my check, got paid, yeah, I did it” hacen de este disco en un placer de entender a profundidad. No hay letras de qué huir y solamente las hay para abrazar y gozar.

Poppy estuvo a nada de ser una diosa pero se quedo corta y solamente llegó a ser una genio. Ya ni modo.
Mejores Canciones: Time Is Up, In A Minute, X, Play Destroy, Chick Chick
Peores Canciones: Fashion After All, The Rapture Ball

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.