Mon Laferte – Norma (Pop Latino, Tango, Merengue, Cumbia)

Calificación: 5/10

Producido por alguna extraña razón por Omar Rodriguez-López, ex-integrante de la banda de Rock Progresivo The Mars Volta, Norma logra mostrar lo habilidosa que Mon Laferte es a la hora de crear composiciones, pero el impacto del proyecto queda disminuido por lo mal producido de muchas de las canciones y termina sonando más cotidiano que sorprendente. 

Norma Monserrat Bustamante Laferte, o mejor conocida como Mon Laferte, nunca ha resaltado por su habilidad para romper las reglas del arte dentro del Pop Latino; su habilidad nace de seguir extremadamente bien las reglas estéticas ya preestablecidas de todo subgénero Latino que pueda ser transmitido a través de una orquesta, una voz endemoniadamente habilidosa, y un mayor sabor Latino que un sabor creativo. Lo único distintivo de Mon Laferte como artista es su habilidad para crear composiciones complejas, además de tener una voz con más potencia que la de toda la competencia, y no algún detalle novedoso dentro de su sonido.

Es por esta razón que el hecho de que su último disco, Norma, haya sido producido de una forma licuada y dispareja tiene costos tan grandes para el disfrute del disco. Esta producción fue hecha por las manos del ex-integrante de The Mars Volta, Omar Rodríguez, y todavía me cuesta trabajo entender porqué alguien que no ha participado en producir un disco de Pop Latino fue elegido para producir un disco tan Latino que difícilmente uno puede pensar en influencias para el disco que no vivan al sur de la frontera con Estados Unidos.

Por alguna razón el sueño de todo artista latinoamericano siempre es componer un disco propio a lado de una orquesta a tiempo real, en lugar de hacerlo por capas. No se si esto pasa porque el hecho de poder contratar a una orquesta completa para grabar un disco implica que ya uno es reconocido a un nivel importante o si el ideal de “toda una orquesta junta suena más orgánico que una producción por parte sintética”, y Mon Laferte decidió usar este mecanismo también para las grabaciones de sus canciones. Esto es también una de las culpables para que el disco (y esto ocurre casi en su totalidad), se escuche sin ningún tipo de impulso emocional y la mayoría del tiempo se sienta tan apagado que ni las voces de Laferte logran salvar a lo licuado de las grabaciones.

Los ejemplos más claros de esto son las tres primeras canciones en donde las composiciones con orquestaciones densas hacen de las canciones en un desorden auditivo difícil de amar. Trompetas, percusiones, pianos, y voces son juntadas de forma simultanea sin ninguna jerarquización y uno termina escuchando muchas cosas pero ninguna al mismo tiempo. La única excepción es “Por Qué Me Fui A Enamorar De Ti”, en donde percusiones son sobrepuestas encima de todo para que nada de la canción se escuche fuera de los bombos y las percusiones metálicas que la hacen de taladros para los oídos. Otros ejemplos es la licuada rendición Pop “Quédate Esta Noche”, o la cumbia “Cumbia Para Olvidar” que nunca logra despegar por su producción tenue.

Los únicos momentos en donde la música se siente “real” es cuando Omar Rodríguez hace más que solo grabar a una orquesta, y los resultados llegan a ser maravillosos. “Caderas Blancas” usa trucos con percusiones que se mueven en ambos canales y voces portuguesas le dan un ritmo increíble a la canción, y “El Beso” usa más bajo que todo el disco combinado y le da mucho ritmo a la canción a pesar de que muchos de los instrumentos no se puedan escuchar de forma precisa.

La habilidad de Mon Laferte para componer es la parte fuerte del disco. Atravesando subgéneros latinos como Tango, Merengue, Pop, Cumbias, Cabaré, y otras, Laferte hace un trabajo excepcional componiendo melodías interesantes, aunque la producción las haga sonar más cotidianas. Por excepción de “El Mambo” en donde un verso increíblemente fuerte e interesante es destruido con un cambio en el coro que no tiene nada que ver con la canción, Laferte logra superar las expectativas que su habilidad técnica como artista daba de ella.

Pero en general, Norma es un proyecto un tanto débil por una artista increíblemente habilidosa; desde la poca fluidez de las canciones hasta la producción tenue y desastrosa, Mon Laferte ha dado lo mejor de sí pero el sonido del disco no lo demuestra.

Mejores Canciones: Caderas Blancas, El Beso

Peores Canciones: Porqué Me Fui A Enamorar de Ti, El Mambo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.