Resaca Mental: Lil Peep, Trippie Redd & CupcakKe (Trap, R&B, Emo Trap, Hip-Hop)

Por la inmensa cantidad de discos que semanalmente son lanzados al mercado para que nosotros los consumidores nos inundemos de mercancía para nuestros oídos, no siempre se me hace posible hacer reseñas formales de todo lo que escucho. Para compensar, cada vez que se me acumula demasiado material interesante hago este tipo de espacios en donde doy opiniones menos sólidas para no quedarme sin hablar de los discos que llamen mi atención.

Que un disco pertenezca a esta sección no implica que sea más o menos que uno que ya tenga una reseña en el sitio, las únicas causas es el tiempo finito al que estamos sujetos y a que no siempre puedo crear opiniones bien estructuradas de entre tanto material.

Lil Peep – Come Over When You’re Sober, Pt. 2 (Emo Pop, Emo Trap)

Calificación: 6/10

El primer disco póstumo del artista americano Lil Peep está sobreproducido  y es genérico al extremo, pero lo que muchos no mencionan es que es más sincero que la mayoría del material Trap en el año. A ratos su producción limpia y licuada hace sonar de este disco como en una rendición de Simple Plan pero con percusiones Trap para adecuarse al público moderno, pero siempre hay un rayo de debilidad y un impulso de búsqueda propia a través del arte que hace de este disco en algo mucho más real que un disco de Quavo Metro Boomin. Esta sinceridad y delicadeza para hablar sobre la muerte sin sonar amarillista no le da ningún sello distintivo, pero sin duda alguna le da la habilidad para crear melodías y trucos de ambientación con temáticas similares usando sintetizadores en reversa y guitarras eléctricas distorsionadas en eco que hace imposible no ver cómo es que la juventud se sintió tan identificado con su música.

Está también la parte de que sus letras muchas veces atraviesan un área gris de moralidad dudosa en donde su perdición emocional lo hace hablar de eventos e ideas relacionadas con drogas y suicidios que te hacen rogar que nadie se sienta identificado con su mensaje, pero gran parte de la existencia del arte nace de este dilema ético tan hermoso: ¿Será que Lil Peep pueda salvar más vidas que destruirlas usando la catarsis de la música?

Trippie Redd – A Love Letter To You 3 (Trap, R&B)

Calificación: 6/10

Es increíble lo bien producido que está este último proyecto de Trippie Redd. Trascendiendo lo esquelético de su material pasado LIFE’S A TRIP, A Love Letter To You 3 tiene sonidos increíblemente interesantes en muchas de sus canciones. “Fire Starter” por ejemplo; en esta canción Trippie logra utilizar una especie de aura nebulosa con una ambientación distorsionada desafinada para hacer de la canción en algo asombroso. Otros ejemplos es la combinación de melodías de Piano y percusiones realistas de “Topanga” junto a su sentimentalismo anti-policía, los arpegios Jazz de “Elevate & Motivate”, o los arpegios electroacústicos de “Can’t Love”.

Por desgracia las melodías genéricas y el uso tan denso de sus percusiones Trap de forma poco flexible hacen del disco en algo fácil de olvidar por ahí de la mitad del proyecto, pero Trippie Redd ha logrado demostrar que tiene un potencial que sería asombroso de ver volverse en actualidad. Y “Fire Starter” va a ser fácilmente de mis canciones favoritas del año.

CupcakKe – Eden (Trap Rap)

Calificación: 5/10

La admiración que tengo por esta artista es inmensa. La forma en la que Elizabeth Adan Harris, A.K.A CupcakKe, le ha pintado el dedo a la industria de la música y a sus estereotipos sutilmente sexualmente con una sexualidad más exageradamente obvia es hilarante y corajudo al mismo tiempo. Sobre todo después de su proyecto pasado Ephorize en donde no solamente era un objeto que representaba una crítica directa a la industria del entretenimiento pero también un ser humano cuyos sentimientos se desbordaban en su música, Harris mostró ser más que tu simple artista enojada con el trato sistémico hacia la mujer.

Habiendo dicho esto, su último proyecto es demasiado esquelético para mostrar algo nuevo que CupcakKe no haya mostrado ya. Muchas de las canciones están basadas en un ritmo de sintetizador agudo o grave mientras baterías sintéticas acompañan a las usuales referencias sexuales de CupcakKe, sin nunca lograr de despegar realmente. Algunas veces canciones como “Typo” y “Quiz” logran juntar esa violencia emocional de la artista con lo esquelético de su música de forma energética, y en otras canciones como en “Prenup” logra usar ideas nuevas para ella (pero viejas para la industria) para hacer interesante al proyecto, pero en general el disco tiene un vacío de sonidos interesantes y de material memorable que es imposible de obviar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.