The Good, The Bad & The Queen – Merrie Land (Rock Folk, Rock Alternativo)


Calificación: 6/10

Damon Albarn y su supergrupo The Good, The Bad & The Queen regresan con una crítica hacia el Brexit combinada con un sentimiento de nostalgia y desapego hacia Inglaterra. La música es un carnaval embrujado muy bien ambientado, pero ni lo temático de su sonido logra hacer que alguna de las canciones destaque.

Inglaterra la ha tenido difícil desde que David Cameron decidió jugársela haciendo una votación en cuanto a la posición de Inglaterra en la Unión Europea. Cómo es bien sabido, la mayoría de los votantes decidieron salirse de este supergrupo Europeo y han denominaron al movimiento con el nombre de “Brexit”. Ya desde hace 2 años que se hizo ese movimiento Inglaterra ha estado sufriendo una especie de guerra de cuerda múltiple en donde grupos políticos están a favor de estas medidas, otros están medio a favor, otros están medio medio a favor, y otros están en contra. Así, el país se la ha pasado buscando una solución que haga feliz a todos, incluyendo a los jóvenes que al parecer decidieron de abstenerse de votar en su mayoría (yo sé que esto es un resumen burdo pero por algo esto es un sitio Web de música).

Damon Albarn, líder de las famosas bandas Blur y Gorillaz, líder del supergrupo The Good, The Bad & The Queen el cual consiste del bajista de The Clash, el guitarriste de The Verve, y un baterista de nombre Tony Allen, productor, instrumentalista y compositor, es una de esas personas para quienes el Brexit fue algo más que un simple movimiento político. Por cómo ha dado a entender en este último disco, este movimiento significó una ruptura total en toda la ilusión de la unión entre los ingleses, mostrando lo separado que la gente había estado siempre entre sus colegas. Esta combinación de posturas políticas y sentimientos encontrados por un mundo que se ha vuelto loco hace de este último proyecto, Merrie Land, en una escucha interesante aunque un tanto incompleta. 

La música que rodea de pies a cabeza está temáticamente bien estructurada, haciendo un cruce de tradiciones Folk/Rock ingléses usando orquestas, cantos corales y guitarras acústicas con un ambiente de carnaval muerto y deshecho que hace ver a Inglaterra como un cementerio en donde el pasado no fue más que un juego y una idea perdida. Este es por mucho el punto más fuerte del último disco de Albarn: la música tiene un objetivo claro y concreto que logra implementar de manera increíble.

Por desgracia las canciones llegan a ser un tanto intrascendentes y sobre todo si no se lee la letra a la par del disco. Con ideas interesantes como los cantos de “Lady Boston” o la ambientación densa de “Nineteen Seventeen”, las canciones suenan a que deberían de ser fáciles de amar, pero no lo son. Una falta de claridad composicional hace que algunas de ellas flaqueen como en las flautas desafinadas de “Gun To The Head”, el intento de crear una canción sin estructura al estilo Folk como en “Nineteen Seventeen” pero sin hacerlo lo suficientemente larga o interesante líricamente como para justificarlo, o lo genérico y fuera de lugar de “Drifters & Trawlers”. Muchas veces las canciones se salvan por lo asombroso de la ambientación, pero es imposible escuchar al disco de principio a fin sin recordar verdaderamente un momento clave en el disco que haga a uno resonar por dentro. 

La letra es interesante en un sentido general, pero es un poco inflexible por lo que llega a hartar un poco después de un rato si uno no está demasiado interesado en analizar profundamente el psique del seguidor #anti-brexit cuyas emociones están en peligro. Pero dentro de estos temas, Albarn logra espléndidamente pintar el sentimiento de desapego inglés que esto va a traer con el resto de Europa, y cómo la gente puede que empiece a percibir a su pasado dentro de la E.U como un sueño hermoso. Incluso en sus momentos más cursis, como en “Merrie Land” en donde trata al tema de Brexit mejor de lo que la mayoría de las personas tratan a sus esposas, Albarn logra cruzar sus dilemas personales con la situación de Inglaterra de forma interesante. 

Puede que no recuerde mucho del disco de aquí en unos días, pero lo poco que recuerde del disco va a haber valido la pena.

Mejores Canciones: Merrie Land, The Great Fire, Lady Boston, The Truce of Twilight

Peores Canciones: Drifters & Trawlers, Nineteen Seventeen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.