Discos Pasados: R.E.M – Out of Time (Rock Alternativo, Jangle Pop, Country Rock)

Como no siempre se me hace posible encontrar música nueva que llegue a ser de mi interés o el de alguien más, el apartado Discos Pasados se ha creado para que cada vez que tenga ansias de escribir, lo pueda hacer con discos de mayor interés. En este espacio eligiré un discos aleatorio de mi biblioteca de música para escuchar, reseñar y recomendar.

Calificación: 8/10

Previo a su asombroso Automatic for The People, Out of Time se distinguió por mostrar a R.E.M en una racha de experimentaciones instrumentales no siempre asombrosas, pero siempre interesantes. Mandolinas, Saxofones, órgano,bongos y otra serie de instrumentos extraños para el repertorio de la banda fueron usados para adornar su innovación Jangle y popularizarse.  

La popularidad que R.E.M empezó a alcanzar a lo largo de Estados Unidos en la década de los 90’s no puede ni cuantificarse con la palabra “inmensa”. Gracias a su tendencia constante de crear música políticamente cargada junto a melodías felices llenas de acordes mayores y a sus letras crípticas y difíciles de descifrar, R.E.M se las hizo para poder comunicar lo que se le diera la gana a la par que era escuchado por millones de personas a lo largo del mundo.

Out of Time, el séptimo proyecto de la discografía de R.E.M, es el disco en donde Michael Stipe se daba cuenta de esto, e irónicamente hacía un disco políticamente cargado sobre este tema. Por increíble que muchas de las canciones fueron, la verdadera razón por la que la banda logró trascender tanto con este disco es por lograr llegar a ese equilibrio perfecto en donde una banda experimenta con ideas nuevas sin desechar a su público actual. En Out of Time la palabra “experimentación” nace como una definición sonica únicamente y no estructural, ya que todas las canciones se escuchan tan R.E.M como cualquier otro disco. Claro, de vez en cuando uno va a escuchar a un saxofón que adorne todo, a una orquesta que complemente a los arpegios Jangle tan usuales para la banda, o famosas melodías en mandolinas simplones y exitosas que hagan de una canción en éxito mundial; pero uno nunca llega a decir “Esto no es R.E.M”, el sonido se mantiene fiel a sus bases. Tampoco le hizo mal tener al éxito internacional “Losing My Religion” en su lista de canciones.

El disco está rodeado de dos fortalezas: melodías solidas y pegajosas, todas complementadas con una producción limpia e instrumentos nuevos bien implementados. Así, cada canción tiene una melodía pegajosa y un instrumento nuevo o algo interesante que hace de la canción en algo más memorable: “Losing My Religion” tiene su mandolina, “Me In Honey” tiene maracas junto a su Riff cíclico, “Texarkana” usa una Slide Guitar para experimentar con una combinación de música Country y ambientación oscura, “Radio Song” tiene Hip-Hop (aunque la estructura bipolar de la canción hace que esta sea insufrible), “Low” usa órganos distante el estilo The Doors y un saxofón callado, etcétera. Esta novedad se amplifico ya que hasta la fecha nadie se había dado la tarea de experimentar en el mundo Jangle Pop haciendo que bandas como The La’s y The Smith sonaran divertidas pero para nada atrevidas.

Temáticamente el disco está dividido en dos partes: las primeras 6 canciones es el lado del “Tiempo”, mientras que el segundo lado es el lado de la “Memoria”. Dada la estructura poco clara de las letras de Stipe es imposible saber con certeza cómo es que estas dos partes se separan entre sí. Lo que sí es fácil ver es que por la música en sí es muy difícil ver si Stipe está feliz, triste, o los dos. Canciones como “Shiny Happy People” juegan con temas y melodías felices aunque se rumora que la canción es una crítica al régimen totalitario chino y a su propaganda “del pueblo feliz”, o incluso “Losing My Religion” la cual trata de un hombre empezando a perder la cordura y queriendo poder encontrar respuestas que no existen. En R.E.M la felicidad y la tristeza están tan unidas que es imposible saber cuándo uno está escuchando uno u otro.

La deuda que el mundo le debe a la banda (y no exclusivamente a este disco) es enorme: Kurt Vile, Mac deMarco y Real Estate son tan solo unos cuantos ejemplos en donde arpegios a la R.E.M han logrado trascender el tiempo e instaurarse en la memoria.

Mejores Canciones: Losing My Religion, Shiny Happy People, Low, Half A World Away, Country Feedback

Peores Canciones: Radio Song

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.