Lorelle Meets the Obsolete – De Facto (Dark Wave, Ambient Pop, Electro-Industrial, Krautrock)

Calificación: 8/10 (Recomendación Auditiva)

Los guadalajareños Lorelle Meets the Obsolete condensa en 45 minutos lo mejor que el Rock Underground mexicano tiene para ofrecer en un disco lleno de tensión, psicodelia oscura y discordia ambiental.

¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! Ya he escrito varias veces sobre como el Rock Underground en México ha buscado transmitir tensión, oscuridad y ruido en las avenidas más chicas del país para que los jóvenes que estén en buscan de un buen sintetizador aturdidor o una guitarra distorsionada que cree pura estática en su música, lo puedan encontrar para compensar la falta de esto en la radio. También he escrito que muchas veces estos experimentos se quedan un poco en el underground por no aventurarse a crear nada nuevo, siendo muchas veces una excusa para crear ruido que cumpla con las exigencias estéticas de aquellos más enajenados.

Bueno, Lorelle Meets the Obsolete es el primer caso de esta corriente en donde me quedo con la palabra en la boca y me siento en mi silla a regañadientes. De Facto está increíble; con una personalidad única en su sonido, experimentos Krautrock cíclicos y ruidosos que hacen a uno querer perderse en tu estética de televisor y con canciones que asemejan más a una banda Post-Punk de los 80’s que a algo que saldría en la estación El Tiradero de Santa Fe en México, Lorelle y The Obsolete han hecho de su último disco en algo con tanta tensión que hasta Anna Von Hauswolff podría escuchar para aprender.

El sonido de este disco de Lorelle gira alrededor de una combinación en donde repeticiones Krautrock inundadas de estática llena de distorsión es adornada con un ambiente oscuro liderado por sintetizadores en la mayoría de las veces, y una voz metálica rodeada de efectos de eco y de distanciamiento que hacen de la música en una especie de portal industrial oscuro y denso. Este esfuerzo de ambientar no se pierde nunca, sin importar lo corto o poco experimental de una canción, y hace que el disco nunca se deje de presenciar como algo cohesivo y coherente; “Resistir” empieza con un Riff de guitarra que cualquier banda puede imaginar pero cómo adornan esto con guitarras entrecortadas y distorsionadas en círculo es algo propio de esta banda, “Ana” llega a tener elementos que recuerdan a “If I Had A Heart” de Fever Ray pero utiliza una repetición vocal repleta de ecos para hacer de su similitud en algo que no recuerda a nada más, “El Derrumbre” complementa a esta canción con un sintetizador piscodélico infinito que te abraza y abrasa de la forma más pretenciosa posible pero el resultado está lleno de tanta tensión que uno llega a entender el porqué de esta prolongación disruptiva, y así. Para no hacer el cuento largo, Lorelle Meets the Obsolete supera y aniquila en cuanto a tensión, personalidad y actitud a muchas de las bandas mexicanas que corren con los mismos elementos por sus venas.

El disco como un conjunto es también hermoso. Uno se llega a sentir culpable de cortar canciones a la mitad o de no dejar proseguir al paso del disco, estando tan bien equilibrado entre sus silencios en eco y sus desordenes abrasivos que cambiar canciones es cercano a innecesario e inútil. Lo que se crea como un conjunto es cercano a lo que Anna Von Hauswolff creó el año pasado con “Bad Magic” en cuanto a ambiente y habilidad para crear tensiones, pero sus influencias notables hace que sea el doble de llamativo para los oídos.

Sobre las letras no puedo opinar ya que no he encontrado sus letras en ninguna parte y muchas veces el eco metálico de su producción hace que sea difícil descifrar los mensajes que tratan de dar de por medio, pero lo que sí puedo decir es que incluso como un instrumento extra solamente, la ejecución vocal le da mucha personalidad y aura oscuro al proyecto. La forma en la que interludios largos llenos de silencio hacen de las canciones en algo más instrumental para después romperse con la voz metálica de Lorelle hace que uno no sienta al disco demasiado desarmado por la voz amelódica de Lorelle, ni demasiado instrumental por la ausencia de ella.

Recuerden escuchar este disco con volúmenes altos, si no no cuenta.

Mejores Canciones: Ana, Líneas en Hojas, Unificado

Peores Canciones: Inundación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.