James Blake – Assume Form (Alternative R&B, Ambient Pop, Trap)

Calificación: 9/10 (Recomendación Auditiva)

Con ayuda de su nueva relación, James Blake se ha separado de la depresión que su música transmitía y de paso ha plasmado esos sentimientos con tanto cariño que hasta yo me siento amado después de tanto llorar.

Los primeros 5 años de vida para James Blake como artista, empezando en el 2011 con su álbum debut James Blake, fueron (o han sido, no puedo profesar a quién no conozco) difíciles. Pasa a veces que un artista se populariza gracias a su facilidad para dar a luz sus problemas emocionales como lo es la depresión y ansiedad, y durante estos 5 años y 3 discos James Blake estuvo en un círculo vicioso de crear arte de primera calidad gracias a su estado emocional en duelo.

Esta trilogía de discos (en especial Overgrown por lo compacto y reducido a lo esencial que ese disco llegó a ser) aterrizó a Blake en la fama gracias a su combinación de Dubstep y R&B pesada y directo a lo sustancial. Sus primeros discos era parecido a escuchar a Burial complementado con voces angelicales y meditaciones emocionalmente vinculables por cualquier depre. James Blake y The Colour in Anything no mostrarón a Blake en sus momentos más coherentes como artista, pero nunca falló en componer canciones emotivas y memorables a pesar de sus proyectos.

Assume Form es para el amor lo que Overgrown fue para Blake su depresión; el canal perfecto para dar a conocer su posición emocional ante su nueva vida. En ese entonces Blake adornó a todo usando sintetizadores densos y bajos pesados para que la tristeza fuera algo omnipotente ante sus palabras; ahora la mesa se ha volteado y un aura de calma y texurización hiperrealista le ha abierto las puertas a crear experimentos menos “blake-ianos” pero no menos asombrosos y únicos. Su sonido nuevo recuerda mucho a lo que Rosalía hizo con su último disco El Mal Querer si uno le elimina todo rastro de música Flamenca y se queda con la ambientación densa y envuelta en ecos nostálgicos pero luminosos.

Gente, no puedo creer la forma en la que este disco fluye. Incluso en sus momentos más débiles Blake ha logrado crear en Assume Form una estructura tan firme que la idea de que el disco se caiga en pedazos nunca le pasa a uno por la cabeza. Por excepción de “Tell Them” en donde un momento de movimiento y ritmo Trap le dan al disco su único momento de incomodidad, Assume Form tiene un paso perfecto que nunca se rompe. Incluso con canciones un tanto irrelevantes o muy poco aventuradas como “Mile High” en donde Travis Scott y Metro Boomin’ (ugh) le regresan el favor a Blake por su participación en ASTROWORLD o como en “Assume Form” en donde su división tiesa y disonante entre agudos y acordes en eco, el disco logra como mínimo hipnotizar a uno con su ambientación global y hacer del disco en algo más grande que la simple suma de sus partes.

Las canciones son, en general, un equilibrio entre un poco inteligente, un poco texturizada, un poco ambientada e increíblemente emocionales. Por excepción de “Miles High” la cual no es mala pero no distingue por estar llena de emociones desnudas como el resto del disco o “Tell Them” la cual ocupa más espacio de lo que lo aporta, cada una de las canciones tiene un punto en donde el corazón se aferra. “Assume Form” tiene su conclusión repetida en donde Samples y voces se paralelizan te hacen pensar en las complicaciones del amor, “Barefoot In The Park” te hace meditar en las complicaciones que el desnudarse emocionalmente tiene en las relaciones mientras una producción Lo-Fi/Hi-Fi/texturizada/granulada te hace derretir, “Can’t Believe The Way We FLoat” te hace flotar y enamorarte mientras que su instrumentación pseudo-vaporwave Lo-fi con ausencias de bajo pero compensándolo con una saturación del espacio, “Where’s The Catch” tiene a André 3000 lo cual ya es garantía de ser la mejor canción del disco, e incluso “Lullaby For My Insomniac” compensa sus enormes silencios con repeticiones corales que difícilmente no se sienten.

Lágrima, risa, sonrisa, lágrima, emoción, lágrima y el disco termina; es como una obra de teatro encapsulado en un individuo y sus emociones. No es Overgrown pero se acerca.

Mejores Canciones: Where’s The Catch? ft. André 3000, Barefoot In The Park ft. Rosalía, In The Red, Can’t Believe The Way We Flow, I’ll Come Too, Power On, Don’t Miss It

Peores Canciones: Tell Them

Anuncios

1 Comment

  1. Un notable disco sin duda, aunque desde mi punto de vista abusa de efectismos, quedando lejos de la ambientación y la complejidad de sus primeros álbumes. Aun así hay demasiados elementos interesantes como para ponerle muchos peros (la importancia del hip-hop —y su incursión en el trap—, su nuevo enfoque de vida, las voces de Sumney y Rosalía, etc).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.