Weezer – Weezer (The Teal Album) (Rock Alternativo, Covers)

Calificación: NA/10

La música como medio artístico ha sido degradada a la mente colmena de la cultura meme en este lanzamiento comédicamente deprimente. Más allá de retratar a una banda que anhela más una relevancia numérica que artística, The Teal Album demuestra lo fácil que es viralizarse en una sociedad cibernética que solo anhela ser entretenida.

¿Recuerdan cuándo Weezer era una banda seria? Era broma, yo tampoco. Por muy adecuado que haya sido Pinkerton para la época o por muy increíble que The Blue Album haya sido dentro de la historia de Weezer, no es mentira cuando los críticos de música nos recuerdan que la popularidad de la banda ha girado más alrededor de su imagen que de su música. Rivers Cuomo logró con su banda el equilibrio perfecto entre “Nerd que va a fiestas pero es muy awkward” y “rockero fiestero que imita ser cool a pesar de ser tan ñoño” de una forma tan perfecta que ni el mismo Elvis Costello lo logró en su larga carrera. Así, cientos de personas se unieron a las filas de conciertos para ver a Weezer y crear un momento de catarsis para reflejarse dentro de la persona artística de Cuomo; “si Cuomo puede ser un artista exitoso ¿Por qué no lo podré ser yo?” se preguntaban miles de personas mientras veían la revelación online que el video músical de “Pork & Beans” fue en su tiempo.

Dado este contexto, es imposible enojarse con la banda por hacer este disco. ¿Que esperaban? ¿Una meditación sobre la vida, la soledad y la muerte en boca de Cuomo y sus acordes en quintas? ¿Experimentación Trap, desconstructivista, surrealista, Neo-Jazz basada en las obras de Steve Reich? Enfocar cualquier tipo de decepción sobre Weezer es como apuntarle el dedo a García Marquez por escribir realismo mágico o como reclamarle a Elliot Smith que su música es demasiado deprimente. Este es su terreno, estas son sus ideas, esto es lo que Weezer siempre ha representado por mucho que nuestras gafas nostálgicas nos hagan recordarlo como algo magnánimo en el pasado. Digo, por el amor de dios, en el 2008 Weezer lanzó el peor álbum de villancicos navideños titulado “Christmas with Weezer” el cual era (oh sorpresa) las melodías de siempre pero con un poco de distorsión y mala producción. La existencia de The Teal Album  no es una sorpresa.

Para los que estén confundidos en cómo es que este disco decidió nacer sin el consentimiento de nadie, es necesario entender su contexto. El año pasado el Tweet de un fan agarró la atención de Cuomo en el que le pedía a la banda que hicieran un Cover de “Africa” de Toto tras haber lanzado meses antes uno de “Rosanna”de la misma banda. ¿Por qué? Porque la canción de “Africa” fue un meme por un tiempo, y no hay nada que grite LOL XD de forma más errática como escuchar a tu banda favorita preferida participar en la cultura de memes actual. Así, como un truco de mercadotecnia y acercamiento hacia sus fans simplemente magnífico, Weezer lanzó “Africa” y se convirtió en su cuarta canción más famosa. Esta jugada es digna de admirar y una lección para todas las bandas chiquitas que están en busca de popularizarse: escuchen a sus fans, entienden qué representa su banda para ellos y exploten eso (tratando a la música de la forma más pragmática). No hay nada de malo en “no ser artísticos” si tus fans claramente no buscan eso, aunque es demostrable que hacer saltos artísticos intrépidos e innovadores pueden potenciar tu popularidad.

A lo que va todo este debraye es: no es raro la actitud “no me importa” de Weezer, lo que es raro es que a la gente le importe esta actitud. Años han pasado en los que Weezer se ha mantenido en el margen de la relevancia y la banda no necesitó ni un cambio de sonido, ni experimentar, ni hacer de su música en algo más parecido a su pasado, lo único que necesitaron fue un mal chiste y la mente colmena de miles de personas más al tanto de sus memes que de todas las guerras en África en la actualidad. Si logramos hacer de un huevo en la imagen más popular en Instagram, ciertamente podemos hacer de Weezer en algo grande ¿No?

El disco no es tan malo como para ser odiado a dientes y puños. La descripción más breve que puedo dar es “canciones 80’eras cuya alma se pierde en una producción uniforme, sin nada nuevo que aportar a la canción más que el nombre de Weezer en la portada”. Por excepción de “Sweet Dreams (Are Made of This)” que me recuerda al Intro de Django Django y que muestra un poco más de movimiento a comparación de lo tieso del resto del proyecto, la desgracia de The Teal Album no es tanto su música como lo es su popularidad. “Africa” de Weezer suena idéntico a “Africa” de Toto, “Mr. Blue Sky” de Weezer es una transcripción idéntica de su original por ELO, “No Scrubs” es “No Scrubs” por lo que no gracias, “Billie Jean” de Weezer es una versión apagada y sin vida de la misma (escuchar a Cuomo gritar wooo!!! como Michael Jackson tan lo menos trae un poco de risas al disco), y “Paranoid” suena a algo salido de una banda Revival #78.

Lo preocupante cae entonces, en nosotros. Bandas chiquitas luchando por sobrevivir o existir ¿Y los grandes se la pasan tocando memes? Por simple solidaridad a los demás artistas este disco se debió de haber ignorado. Ya ni modo, The Teal Album está destinado a ser el disco más escuchado de Weezer en muchos años y eso dice más sobre nosotros de lo que dice sobre Weezer.

Mejores Canciones: Los sintetizadores polirritmicos de “Sweet Dreams”

Peores Canciones: Todo lo demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.