Panda Bear – Buoys (Pop Psicodelico, Pop Acústico)

Calificación: 4/10

Por muy interesantes que sean los nuevos sonidos psicodelicos pseudo-acústicos de Panda Bear, Buoys tiene composiciones tan débiles, cíclicas, tiesas y vacías que disfrutar al disco sin un montón de “peros” se convierte en una tarea intelectual.

Panda Bear, líder de la famosa banda Animal Collective, artista, productor, compositor, colaborador ocasional con bandas famosas como Daft Punk y no tan famosas como Ducktails, es un genio para la neo-psicodelia y ha creado un hilo de experimentación tan largo que es increíble que tantas ideas tan diferentes puedan coexistir adentro de una sola persona. Esta afirmación es tan fuerte que todos los discos clásicos con la que este artista se relaciona no tienen mucha relación entre sí mas que en su psicodelia constante: la electrónica cincuentera y polirítmica de Person Pitch, el neo-folk psicodélico deconstruido de Sung Tongs, el indie desafinado seudo-ambiental de Feels, la electrónica profunda y alocada de Fall Be Kind, o la neo-psicodelia densa y estúpidamente cargada de sonidos de Merryweather Post Pavilion son ejemplos de esta versatilidad y calidad constante en todos los géneros que logra atravesar.

Es de esperarse entonces que de idea a idea algunas no peguen; cuando uno se la vive experimentando con cosas tan poco convencionales por la norma como lo son sus coros en ecos densos constantes o sus instrumentales amelódicos pero extrañamente amigables al oído, es cuestión de tiempo antes de que alguien se sienta enajenado con alguna de sus ideas. Esto ocurrió primero el año pasado con su disco pasado con Animal Collective, Tangerine Reef, ya que su aura ambiental y oscuro no le hacía mucha justicia al concepto de “disfrutar la música” más allá de fungir como música de fondo. 1 año después Panda Bear ha decidido lanzar un nuevo proyecto como solista tomando como base a su disco Sun Tongs y reduciendo sus experimentos de composiciones a lo más básico, solo dejando a los sonidos tomar el papel de la experimentación.

En primera parte, el disco llega a ser interesante. Cómo percusiones solitarias, sintetizadores aislados y voces en ecos enromes chocan en una combinación experimental acuosa y burbujeante no es para nada aburrido. Yendo totalmente en contra de lo que es usual para él, Panda Bear ha decidido no sobresaturar/sobreproducir este nuevo proyecto y en su lugar solo insertar pocos sonidos que no saturen el espacio. Es un cambio interesante sin duda.

En segunda parte, el disco es desesperante como ningún otro disco suyo. Más allá de estar lleno de sonidos interesantes, las melodías que la mayoría de las canciones terminan siendo versiones simples de lo que lo hace tan grande y no hace más que hacer de la experimentación en un artificio incomodo. Es fácil de admirar como los arpegios de “Token” y su interludio le dan algo de profundidad a la canción por ejemplo, pero es imposible de encariñarse con la canción por las melodías repetitivas y tiesas. La melodía de “Dolphin” y sus acordes paralelos son repetidos a lo largo de toda la canción y la mala combinación de guitarras lejanas y voces cercanas hacen de la canción en algo difícil de amar, “Cracked” usa otros acordes en eco pero esta vez con otra melodía vocal y un poco de cambio de acordes en el coro, “Master” empieza bien pero su voz sobre-aumentada termina haciendo de la canción en algo idéntico con la misma composición acústica en eco pero diferentes melodías. En general las canciones son compuestas al rededor de las mismas ideas: una guitarra acústica en eco con palm-muting entre los medios para darle un poco más de ritmo al disco que poco ritmo tiene.

Las letras son tan enigmáticas como siempre. Soledad, amigos y amores pasados son tomados constantemente con mesura, nunca enunciando sus intenciones o mensajes de forma obvia. De todo el disco este es posiblemente la parte más fácil de disfrutar de todo el disco; su poesía vaga da espacio para que la mente viaje de una forma que la música no puede.

Sea como sea, escuchar discos nuevos de este artista es como un parque de diversiones. Por mucho que no disfrutes un juego en particular, siempre está ese sentimiento de que el siguiente va a ser lo mejor que te va a pasar en la vida; solo es cuestión de paciencia y tiempo.

Mejores Canciones: Token

Peores Canciones: I Know I Don’t Know, Buoys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.