Varios Artistas – Kankyō Ongaku: Japanese Ambient, Environmental & New Age Music 1980-1990 (Música Ambiental, Música tradicional japonesa/oriental)

Calificación: 9/10 (Recomendación Auditiva)

Este nuevo documento histórico traído del Japón no solamente sirve para iluminar al pasado e inspirar un mono no aware repentino; también logra demostrar la flexibilidad que la música ambiental tiene, por muy minimal que todo el proyecto sea.

Parece ser que todas las culturas modernas han sido atacadas por un deseo de nunca separarse de sus raíces y de su pasado sin importar la cantidad de “progreso” en la que un país esté sumergido. América Latina tiene a la famosa combinación de música electrónica e indígena tradicional, África lo ha usado combinando sonidos occidentales como el Jazz y Pop con un amor a las percusiones y a la falta de melodía propia del continente, el Caribe (en especial Cuba) se ha dedicado a desarrollar sus habilidades Jazz para darle un sabor más Latino, Oceanía tiene una corriente de música tribal y Electrónica parecida a la de América Latina, y Japón tiene (aunque no exclusivamente) esto. El pasado filosófico japones en donde la meditación tenía un correlación directa con la paz mental y corporal para lograr tal meditación es una tradición que el país no ha tratado de dejar de lado por completo en algunos rubros.

Kankyō Ongaku, la nueva instalación de la serie Light in the Attic la cual se dedica a dar a luz documentos musicales mundiales que uno no sabía que quería, muestre el inicio más directo de síntesis entre pasado y presente en Japón. Con ayuda de las ideas de música ambiental que Brian Eno trajo al mundo con su famoso Music For Airports, además de otras ideas minimalistas que artistas como John Cage iniciaron anteriormente, Japón buscó encontrar ese pasado “natural” para contrarrestar la rápida marcha del progreso que el país ganaba en los 80’s. Así, ideas relacionadas con el espacio vacío donde instrumentos fluctúan de un extremo a otro sin amontonamiento de ideas son utilizadas con la filosofía de “crear música de fondo pero que pueda ser escuchada de forma activa” que Eno creó con el género, pero con dotes orgánicos que estoy seguro nunca planeó poder llegar a escuchar.

De una forma parecida a la naturaleza que retrata, Kankyō Ongaku es increíblemente flexible y puede tomar sonidos tan variados como a uno se le puede ocurrir. Combinando sintetizadores, sonidos de naturaleza e instrumentos tradicionales del continente, este disco nunca desespera ni da pistas de empezarse a desgastar. La melodía sintetizada de “Blink” contrasta con la melodía cíclica de “Ear Dreamin'”, las campanas agudas y melodiosamente descompuestas de “Ishiura” no buscan instaurar un melodía en específico pero logra traer calme con el simple uso de sonidos repetidos, “Variation III” usa agua corriendo en un mar mientras que en “Praying for Mother/ Earth Pt. 1” está corriendo libremente sin gravedad que la obligue a regresar o parar, “Umi No Sunatsubu” usa arpegios agudos descompuestos y amelódicos que aún así calman a uno sin necesidad de ser algo. Sonidos diversos se van a escuchar con la intención de crear algo hermoso, y no de dormirte como la gran mayoría de discos ambientales New Age de hoy en día.

Una de las partes más importantes por la que esta compilación es tan increíble es su contexto. Malacostumbrados por la industria New Age que busca crear cliché tras cliché para hacer dormir a uno para contrarrestar el estrés de la modernidad, Kankyō Ongaku nunca se jacta de ser un disco de tradición japonesa y es simplemente en sus acentos que uno percibe este hecho. Es claro que la música es japonesa una vez uno encuentra los instrumentos tradicionales obvios para hacerlo indicativo, pero la sutileza que los sintetizadores transmiten entre canciones rompen con este hechizo. Hay canciones que incluso fueron comisionadas por tiendas departamentales para ser usadas en sus pasillos, tratando de adelantarse a la curva de qué era el tipo de música que uno debía de escuchar mientras uno se encontraba comprando ropa.

Esto es música ambiental japonesa creada para japoneses, no para occidentales. Esto implica una pureza más grande entre sus sonidos, y una cohesión no plástica ni cliché que ayuda a la música a volar más allá de lo que otra creación New Age lo hará.

Mejores Canciones: N/A. Es todo o nada.

Peores Canciones: N/A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.