Ladytron – Ladytron (Synth Pop, Dream Pop, Electropop, New Wave)

Calificación: 5/10

Afrontando su sobreproducción caótica con repeticiones melódicas cíclicas, Ladytron regresa más caótico que nunca: con mucho que decir con sus composiciones pero poco que demostrar en sus sonidos.

La banda inglesa originada en 1999 regresa 8 años después de su último disco para alimentar la tan latente depresión moderna que el arte ama en transmitir hoy en día. Habiéndose popularizado a la mitad de los 2000’s en Inglaterra, Ladytron es de esas bandas que lograron revivir estilos medianamente difíciles de aplicar en el presente como lo son los sintetizadores al estilo de Pet Shop Boys o los ritmos melosos al estilo de ABBA. Es imposible no escucharse fechado con ese tipo de influencias, pero esa es la novedad de Ladytron irónicamente.

Teniendo eso en cuenta, su nuevo disco Ladytron no nace como algo sorprendente pero como un capítulo nuevo para la banda. El disco se escucha como si la banda se la hubiera pasado viendo las noticias 24/7 y apreciando como la apocalípsis eterna de nuestra modernidad no hace mucho más que quemarnos en su fuego destructivo continuo. No es tan obvio este sentimiento de oscuridad; gracias a su sonido New Wave no es mas que comparando a este proyecto con otros proyectos pasados de la banda que uno percibe este camino oscuro y denso. No hay un cambio de sonido o alguna experimentación llamativa más allá de su nueva actitud caótica y oscuridad latente.

Ladytron es un buen disco con buenas canciones como por 4 canciones; después uno llega a tener suficiente de él. Aunque uno podría argumentar que canciones como “Deadzone” y “Run” le dan un poco de flexibilidad a la música de forma sutil, es difícil de no abrumarse con el proyecto en general gracias a la sobreproducción continua y la poca flexibilidad de muchas de las canciones. Es obvio que el punto de este disco no es crear sonidos nuevos si no que lo son sus composiciones y ambiente oscuro para liderarlas, pero que el disco esté enfocado en su objetivo no lo hace más fácil de disfrutar. Sintetizadores de ensueño oscuros juntados con arpegiadores New Wave y ritmos de batería cuasi-Big Beat adornan a la mayoría de las canciones, y le dejan todo el trabajo a las melodías para ser distintivas entre sus partes.

Uno puede divertirse con el ambiente, y es hasta posible que uno llegue a querer bailar de un minuto a otro en contra de sus letras post-apocalípsis. Pero realmente dudo que alguien escuche a este disco de principio a fin sin abrumarse un tanto y perder el hilo de lo que cada canción quiere lograr.

Es fácil de disfrutar por partes, pero en su completitud la tarea se vuelve más complicada.

Mejores Canciones: Until The Fire, Tower Glass, Run

Peores Canciones: Paper Highways

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.