Avey Tare – Cows on Hourglass Pond (Neo-psicodelia, Folk Psicodélico)

Calificación: 7/10

David Portner, mejor conocido como uno de los compositores dentro de la banda de psicodelia Animal Collective, regresa combinando el Folk de Sung Tongs y la densidad psicodélica de Fall Be Kind. Además de que el proyecto es increíblemente íntimo (o tan íntimo como un proyecto de Animal Collective lo puede ser), Portner demuestra que su música y persona no solo trascendió gracias a la novedad, si no también a su belleza contemplativa.

Uno de los problemas más grandes para una banda que ama experimentar a la hora de popularizarse es la presión por no cambiar de sonido una vez que llega este momento de fama. Dado que los artistas viven tratando de transmitir sus emociones e ideas con sonidos que sean bellos para ellos y que al mismo tiempo cautiven a u público de formas novedosas, una vez que encuentran este sonido conector es difícil saber cuándo separarse de él para no agotar su efecto y trascender a cosas diferentes. La línea es difícil de cruzar; cambia demasiado rápido el sonido y posiblemente enajenarás a la mitad de tu demografía, pero quédate estancado y estos mismos se van a aburrir de escuchar lo mismo y buscarán cosas nuevas en este mundo que siempre está cambiando y en movimiento.

A Animal Collective le vale esto. Esta banda de neo-psicodelia densa como el vapor conformada por Avey Tare, Panda Bear, Deakin y Geologist ha demostrado que las reglas convencionales de los artistas no aplican para ellos. Ellos van a hacer, quiera su público o no, lo que se les de la regalada gana. El ejemplo más directo es cómo después de su aclamado Merryweather Post-Pavillion se separaron de su nuevo amor por las percusiones para usar sintetizadores densos y vacíos más marcados. A la gente no le gusto su cambio ¿Pero saben a quién le importó esto? Ciertamente no a Animal Collective.

Aunque esta tendencia al cambio constante ha traído un par de tragos amargos como lo fue su proyecto música ambiental densa Tangerine Reef o el último proyecto sub-producido de Panda Bear, Buoys, este nuevo proyecto por Avey Tare demuestra que la espontaneidad de la banda tarde o temprano paga. Transformando la dinámica Singer-Songerwriter a idioma Animal Collective, este artista ha creado una combinación de Folk y psicodelia densa que está abierta a sonidos interesantes, melodías placenteras, y letras interesantes. Es cierto que algunas veces la música se escucha como otra re-imaginación de lo mismo para este artista, pero el disco está dotado de suficiente personalidad y encanto que la crítica no pega.

En Cows on Hourglass Pond, Portner canta como uno de esos artistas de folk mediocres de los 60’s como Jim Croce con la distinción de la psicodelia densa y el ambiente difícil de inhalar. La música funciona como un canal para mostrar ideas interesantes al mismo tiempo que se abre sentimentalmente en una ambiente paralelo al inconsciente de Portner; burbujoso, difícil de entender, pero hermoso. A veces la densidad se trasnforma en redundancia composicional y es en esas veces donde el oyente se puede sentir incomodo; “Nostalgia in Lemonade” tiene un coro que es repetido constantemente sin darse cuenta de lo desesperante que es, y “Our Little Chapter” utiliza sintetizadores que difícilmente tienen sentido en un esquema composicional. Pero escuchando la introducción a las guitarras acústicas en “What’s The Goodside” y la transición para “Taken Boy” que este mundo es mucho más rítmico y melodioso si uno se abre a él.

Ahora, aunque uno puede llamar a este disco como íntimo uno tiene que ser cuidadoso y darse cuenta que todo es relativo. Portner ha creado un disco íntimo, sí, pero en relación a sus proyectos con Animal Collective lo cuál es no decir mucho. En lugar de enfocarse en crear sonidos por el sonido mismo, Portner se abre y nos habla sobre qué es el amor a través de las ventanas de las personas que llamamos ojos, el ascenso de los robots en un mundo en decadencia, y la imposibilidad de pertenecer sin tomar posesión de objetos ajenos. Aunque esto a simple vista no suene íntimo per se, es raro escuchar música con esta densidad enfocado en dar a luz ideas personales de un artista, y esto demuestra que tan conectado es la música de Portner con su personalidad.

No se si ha sido lo mejorcito que ha salido desde Merryweather Post-Pavillion o Panda Bear Meets The Grim Reaper, pero no está nada lejos.

Mejores Canciones: What’s The Goodside?, Eyes to Eyes, Saturdays (Again), Taken Boy

Peores Canciones: Our Little Chapter.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.