Logic – Supermarket (Indie Rock, Pop/Rock)

Calificación: 0.1/10

¿Recuerdan ese video que circulaba en Hotmail en donde se demostraba cómo la progresión I-V-VI-IV ha sido la base para la mayoría de las composiciones Pop desde los 80’s? Bueno, Supermarket ejemplifica esta tendencia de la forma más descarada e innecesaria posible. Agarras cuatro acordes, le vas cambiando los sintetizadores para fingir que hay cambio en la canción y BAM, tienes todo un disco bajo tu brazo. Pero bueno, le doy 0.1 porque la introducción de “Can I Kick It” está padre.

Esta no es la primera vez, que me dedico a escuchar proyectos de Logic con mente abierta, y muy adentro de mí siempre supe que tarde o temprano iba a terminar lanzando una calificación baja por sus ideas repetidas (sus Mixtapes de Bobby Tarantino eran más divertidas que inteligentes). Pero nunca me imaginé que su mala calificación iba a estar dirigida a un disco de Indie Rock/Pop. Pero pues aquí estoy. Para no hacerla larga: este proyecto no es bueno, y ni siquiera en un sentido de novedad extraña. Estoy aquí sentado en mi silla escribiendo, y estoy seguro en un 90% que “Baby” y “Supermarket” es la misma canción, y no se si sentirme triste por el maltrato al género o indiferente por el poco impacto que va a tener en mi vida.

Supermarket funciona como el acompañante de su nueva novela “Supermarket” (sí, al parecer Logic ahora también es novelista), y es por esto que este disco conceptual busca tener cohesión lírica y composicional entre sus partes. El disco relata alguna historia de Thriller Piscológica con un personaje llamado Flynn (mi detector mal entrenado de influencias me hace pensar que Gillian Flynn tiene que ver con este personaje), pero ni me pregunten de qué se trata; no hace falta más de 4 versos para que mi cerebro se apague como mecanismo de defensa. Versos como “Every Night/ I grab a little piece of earth and make it ignite/ I am a satellite/ Drifting through your nova at the speed of light”, “Get litty, get gritty/ Rick Sanchez, get schwifty” (ya hay que bajarle a Rick & Morty por favor), y toda la canción de pie a cabeza de “Pretty Young Girl”, demuestran cómo Logic busca que el común denominador más básico se sienta identificado con las ideas más básicas con metáforas básicas y adjetivos básicos. Y digo, bandas como The Beatles también tenían letras de canciones un poco básicas a menudo (aunque el contexto no lo hace comparable), pero como mínimo estas bandas tenían algo que compensaba a esto. En este caso solo tenemos cuatro acordes repetidos.

Si uno escucha este disco se dará cuenta que Logic tiene una habilidad que lo hace trascender en esta ocasión. Esta no es una habilidad artística porque por muy vaga que sea la definición de arte, repetir lo mismo que se ha hecho desde los 80’s es menos un arte y más una actividad lucrativa; tampoco es una habilidad técnica porque los acordes de su guitarra acústica muchas veces se escuchan mal pisadas y entrecortadas; ni siquiera es una habilidad lírica porque lo Trapper desaparece para darle lugar a lírica Indie genérica que hace referencia al amor, la marihuana y la tristeza de las con metáforas tan banales como los acordes que los acompañan. No, la habilidad de Logic es la de crear crescendos en los momentos más apropiados para que cada canción se escuche más épica de lo que en verdad es, y crear un sentimiento falso de que te gusta la canción para que 4 minutos después te des cuenta que la canción todavía sigue repitiendo lo mismo contigo deseando que ya se acabe la bendita composición.

Un recuento rápido de mis causas de aflicción al escuchar este disco: “Bohemian Trapsody” utiliza 4 acordes y hace cambios sonicos para fingir que la canción alguna vez cambia, “Can I Kick It” muestra a Logic teniendo dificultades haciendo acordes arpegiados, “Time Machine” es tan genérica que hasta U2 y Journey llorarían del dolor, “Pretty Young Girl” tiene letras plásticas con sentimientos plásticos, “Supermarket” es salvado con un coro Amateur de banda Rock ALternativo de los 2000’s, “Baby” es idéntica “Supermarket” pero ahora con piano (matenme por favor, ya no quiero seguir), “By the Bridge” me pasó por ambos oídos y no recuerdo ni siquiera cómo va, “Best Friend” es lo mismo de siempre, “Lemon Drop” es posiblemente la peor pieza que he escuchado de Rock Rap en toda mi vida desde que Limp Bizkit empezó a decaer o Linkin Park empezó a hacer música electrónica, y la lista sigue así. “I’m Probably Gonna Rock Your World” es posiblemente la más digerible por ser la única que cambia en un mar de monotonía con un bajo Funk denso y sintetizadores psicodélicos, pero JMSN y Childish Gambino estarían pidiendo regalías si llegaran a escuchar la canción.

Si te gusta la música Rock, esto es masoquismo puro. Solo no se dejen levantar por los crescendos plásticos; si quieren bailar está bien, pero siéntanse culpables por lo menos.

Mejores Canciones: Los primeros 30 segundos de “Can I Kick It”

Peores Canciones: Lemon Drop, Lemon Drop, Lemon Drop, y todas las demás que se escuchan igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .