FAX – The Changing Landscapes (Ambiental, Electrónica, Jazz/ Trip-Hop Percusivo, Impresionismo Psicodélico)

Calificación: 9/10 (Recomendación Auditiva)

La nueva propuesta musical de Rubén A. Tamayo es un paso hacia adelante para el Underground mexicano. Cualquier rastro de melodía es mutilada a cambio de una ambientación exquisita como se acostumbra en este círculo artístico, pero esta vez combinando géneros como Ambiental, Electrónica, Psicodelia, Trip-Hop y Jazz para pintar 5 paisajes vagos que recuerdan a Monet pero en ácidos.

Pocas son las veces en las que uno llega a escuchar música que es tan difícil de describir y aterrizar en conceptos gracias a su unicidad en el mercado. En un mundo en donde parecería que ya toda combinación musical ha sido gastada y que lo novedoso viene dado más por “novedad dentro de la moda”, y no por ser una novedad literal, las palabras llegan a sobrar muchas veces en la música. Es por esto que tantas revistas se dedican a escribir de la misma música con los mismos modismos y las mismas opiniones: es más fácil de aterrizar lo conocido y dejar lo desconocido al olvido por lo difícil de su descripción.

Para los atentos, se darán cuenta que el párrafo anterior es una excusa compleja hacia mi inhabilidad lingüística para hablar de este nuevo proyecto Mexa. Llevo más de 250 reseñas escritas de las cuales un buen bonche ha sido de música en español, y pocas veces me había trabado con un disco por la dificultad de saber siquiera qué decir. A simple vista The Changing Landscapes es un disco simplón de música instrumental, pero una vez que uno sube el volumen a niveles peligrosos uno se da cuenta que en México simplemente no existe música tan bien texturizada y ambientada; punto. Explicar la experiencia de escuchar a este disco a volúmenes altos solo se puede paralelizar con circuitos cerrados; uno se encierra en un mismo mecanismo cíclico de aprehensión y admiración constante que lentamente sumerge a uno en todo lo que FAX buscaba lograr y más aún.

Tomemos como ejemplo a “Lands IV” y “Lands V”. Por el simple nombre de ambas canciones uno puede ya darse cuenta de sus influencias impresionistas en donde cada canción es un paisaje de lo mismo pero transformado con diferentes tonos, texturas y trucos de sonidos para hacer estudios de sonidos dentro de una misma idea. Es así que ambas canciones heredan sus parecidos entre sí, pero nunca llegan a ser tan parecidas como para ser monótonos. De la misma forma en la que Monet hacia retratos de paisajes a diferentes horas del día para jugar con la luz del sol al rosar en las hojas, FAX utiliza un mismo paisaje pero lo transforma para evocar diferentes experimentos; sintetizadores en reversa y alarmas a veces, o ambientaciones densas otras veces.

“Lands IV” es por mucho el mejor ejemplo para la habilidad ambientalista que FAX tiene dentro de su música. La canción está basada en sintetizadores llenos de estáticas como un Fennesz menos acústico, adornos melódicos que recuerdan a Gas, y percusiones constantes que le dan a lo ambiental un ritmo y paso inigualable por cualquier otro artista de ambiental. Esta idea de juntar música ambiental con pasajes en la batería es lo que hace a FAX tan único dentro del mundo en que habita; los sintetizadores que utiliza ya todos los han escuchado, pero nadie nunca lo había hecho así.

“Land V”, por el otro lado, muestra el lado texturizador del artista. El mismo sintetizador a la Fennesz es utilizado pero esta vez los sonidos parecen haber tomado vida, sin el objetivo de ambientar tan densamente como en la canción pasada. Sonidos burbuja constantes junto a su batería inmensa son acopladas con melodías en piano en lo que es posiblemente el momento más melódico de todo el disco. Alarmas y platillos que son aumentados y puestos en reversas junto a los sintetizadores burbuja hacen de esta canción en una delicia; es imposible no maravillarse del buen gusto de paleta que Rubén utiliza en su música.

Así, The Changing Landscapes va a nacer y renacer a lo largo de los años, si la maldición de la popularidad se lo permite, como uno de los discos de música ambiental mexicanos más importantes en mucho tiempo. ¿La razón de esto? Porque describir esta música como “ambiental” es un reduccionismo burdo; infinitas ideas y palabras pueden nacer dentro de este microcosmos impresionista que está a tu alcance.

Escuchalo y piérdete.

Mejores Canciones: Land II, Land IV, Lands V

Peores Canciones: Land I

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.