Vampire Weekend – This Life/ Unbearably White (Singles) (Indie Pop)

Calificación: Aún No/10


Vampire Weekend ha juntado sus 6 Singles previo a su nuevo álbum Father of the Bride. Algunos describirán inequívocamente a estos Singles como “bonitos”, pero yo preferiría el adjetivo “inofensivo” (con excepción de la canción “Unbearably White”). Estos son mis pensamientos preliminares sobre este nuevo material.

“No trates de arreglar lo que no está descompuesto” me enseñaron desde chiquito, y aunque la frase muestra una sabiduría en cuanto al exceso de perfeccionismo propio queda en duda qué hacer cuando algo no está defectuoso pero sí insuficiente. ¿Agotas su uso hasta ahora sí estar descompuesto? ¿Lo arreglas antes de que todo sea demasiado tarde? ¿Siquiera importa la insuficiencia propia, o es otra cara de la misma moneda perfeccionista que no deja en paz nuestras decisiones por la creencia de que “hay algo mejor”?

Tampoco quiero ser grosero y llamar a los últimos Singles de la banda de Indie Pop Vampire Weekend como insuficientes, pero cuando uno compara su último álbum Modern Vampire of The City con estos lanzamientos, es imposible no imaginarse a un globo lentamente desinflándose con dificultad de mantenerse en vuelo. Una nueva especie de silencios barrocos no ambientados es en general el culpable de esta comparación injusta, intercambiando la ambientación oscura de su álbum pasado con pasajes de silencios en donde guitarras Flanger y voces son los únicos participantes en la música.

Este intercambio no es tanto una travesía nueva y es más una surcada hacia su debut Vampire Weekend. Aunque un poquitín más producido, el resultado general es muy parecido al que este evocaba: colores pseudo-barrocos con canciones cortas y pegajosas que no brillaban por su complejidad composicional pero sí por su actitud. Habiendo pasado ya 11 años desde que su debut fue lanzado, uno no puede sentir que hay una especie de retroceso leve en la música. De canciones llenas de experimentos con vocalizadores agudos y graves, ambientes densos en dentro de canciones memorables y un objetivo claro en su sonido, hemos retornado a su pasado con ideas algunas veces ya utilizadas y otras veces simplemente inofensivas. Es como si The Beatles hubiera lanzado algún disco parecido a Please Please Me después de Sgt. Peppers Lonely Hearts Club; puede que Please Please Me sea una joya para el Rock N’ Roll, pero a esas alturas la música había evolucionado tanto que haber regresado hubiera sido decepcionante.

Las canciones de esta colección de Singles viene en grupos de dos: dos canciones buenas, dos mediocres, y dos desesperantes. “Unbearably White” y “Big Blue” son las merecedoras del premio dentro de esta colección por su combinación entre pasado y presente: el estilo de su disco debut es juntado con la ambientación bien meditada de Modern Vampires of the City, como los violines agudos y los Bongos acuosos de “Unbearably White” o la producción psicodélica y coros épicos de “Big Blue”. “This Life” y “2021” son un caso típico de “si te gusta la banda te va a gustar la canción, pero si no te gusta la banda te va a dar excesivamente lo mismo su existencia“: “This Life” utiliza un Riff de guitarra en conjunto muy bonito con duetos Flanger muy felices que contrastan con la desesperación romántica de Ezra pero solamente llega a sentirse completa en una sección donde un clarinete (creo) le da más sabor a la música, y “2021” es demasiado corta para poder llevar a cabo algún cometido como Single.

Y hasta el final tenemos a los perdedores “Sunglower” y “Harmoney Hall”. La gente posiblemente me odiará por meter a “Harmoney Hall” en esta categoría porque sí le veo un cierto atractivo; hay un momento de calma bien ambientado seguido de una explosión de color que atraviesa solos y cambios composicionales no complejos pero sí interesantes. El problemas es cómo interpolan a su canción “Finger Back” de su disco pasado en el coro; si alguna vez escuchaste su disco pasado esta canción se va a escuchar incomoda gracias a lo parecido que la melodía llega a ser a la de su disco pasado. Finalmente está la grandiosamente vacía y desesperante “Sunflower” que me recuerda a mis clases de guitarra y los ejercicios de calentamiento a los que me tenía que someter. Sin mucho que escuchar más que “Badabadabada Badadadadu Badabadabadabadabdadada” varias veces repetidas y una sirena de ambulancia muy a la lejanía, es imposible abrazar a la canción como algo que se sienta terminado.

No concluiré nada hasta que el álbum nuevo salga, esto fue un simple análisis de cada canción como algo individual.

Mejores Canciones: Unbearably White, Big Blue

Peores Canciones: Sunflower, Harmony Hall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.