Fontaines D.C. – Dogrel (Post-Punk, Indie Rock, Art Punk)

Calificación: 8/10 (Recomendación Auditiva)

Grian Chatten no puede cantar bien ni para salvar su vida, pero ese es el punto. Fontaines D.C. representa la mediocridad de Irlanda y su escena Punk de pies a cabeza, pero con un truco de magia composicional con coros pegajosos esta banda logra ser lo mejor que le ha pasado a Irlanda en el género.

Pavement, The White Stripes, Gang of Four y hasta cierto punto Idles, son solo algunas de las bandas que han logrado trascender usando únicamente una guitarra o dos, un baterista y bajista, y un cantante que no es necesariamente un pájaro en la pradera ¿Cómo le hicieron? No apestando. La dificultad para agarrar un instrumento no procesado por sintetizadores y componer música memorable ha crecido a lo largo que nuestros gustos estéticos se han vuelto más exigentes en lo electrónico. Hoy en día es más fácil aprender a usar algún sintetizador, experimentar con sonidos hasta encontrar algo que suene un poco diferente, y hacer un álbum Pop con esos sonidos nuevos (pregúntenle a Beck).

Es posible que desde de The White Stripes no haya salido una banda que tenga un impacto mundial usando este calibre de música. Incluso si bandas como Idles han mostrado ser fluidos en el género e increíblemente talentosos, la gente no parece estar tan interesada en esta estética simplista en la música. Y dado lo difícil que es agarrar una guitarra, una batería y un bajo para crear un disco que sea recordado por generaciones futuras sin más adornos que esos instrumentos, no es raro que la escena se sature de bandas chiquitas que intentan e intentan e intentan, pero simplemente no salen hacia adelante por ser parecidos a la banda de moda en el momento (o de moda hace 35 años como todos los creyentes en la eternidad de Guns N’ Roses y toda banda de Rock que esta al borde de lo caduco).

Bueno, Fontaines D.C. es otra de estas bandas que no apestan y que saben crear canciones pegajosas sin necesidad a recurrir a trucos básicos Pop convencionales. Sí, su cantante no canta tan bonito como tu Taylor Swift; sí, su guitarrista no es un prodigio al estilo Slash; también te compro que artistas como Sophie han creado experimentos más atrevidos en su sonido. Pero difícilmente uno encuentra una actitud tan fidedigna a lo que verdaderamente es empezar una banda Punk desde cero, y desde los 80’s no se tenía eso. Odio a uno mismo y a sus iguales disfrazados de chistes, amor a su país y aburrimiento por el mismo, canciones que solo son canciones y no un intento celestial para ser parte de la divinidad musical; si todo sale bien, puede que Irlanda se saque de ese hoyo estereotipo que el Punk Celta les creo a su identidad.

Esta banda de irlandeses han sacado un álbum debut que en parte se escucha como Courtney Barnett desafinada, en parte como Minutemen afinado en otra parte como Bloc Party desadornado. Poesía nacionalista en donde Dublin e Irlanda son puestos en primera plana y su escena musical en segunda, Fontaines D.C. ha dado un génesis que como mínimo ya los sumergió en el mapa a escala internacional. Las canciones son pegajosas, la poesía inteligente y profunda, la voz del cantante real y no procesado; Fontaines es el prototipo de lo que querías tocar en la secundaria pero no podías por no ser lo suficiente maduro o talentoso.

La producción dentro del disco también le da un toque de profundidad bonito que hace del disco en algo más que “Punk Punk Punk y más Punk!!!”. Dos guitarras son usadas constantemente para crear profunidad con una disfrazada de estática, y la otra creando melodías directas e interesantes. “Hurricane Laughter” es el mejor ejemplo de esto, y por mucho la demostración base para darse cuenta que estos Irlandeses están muy alejados de solo ser otra banda de Irlanda. Con un bajo pesado, una guitarra que no se puede escuchar por la fortaleza de los platillos al ser destrozados, y una guitarra distorsionada que crea un Riff pegajoso, Fontaine D.C. rompe el disco a la mitad con esta canción un coro a la vez. Es masculino, es fino, pero más que nada es emocionante.

Canciones más Pop también salen a luz como “Roy’s Tune” en donde su influencia no-Punk se hace más clara y hace creer que la banda podría hacerse buenos amigos con Courtney Barnett. Esta combinación Post-Punk y Pop es lo que hace de este disco en algo tan enorme, porque incluso con su producción con profundidades y canciones pegajosas que destrozan o mueven a uno, Fontaines no sería nada sin su calma y pretensión para componer y no solo mutilar.

Buen inicio de carrera por estos irlandeses.

Mejores Canciones: Too Real, Hurricane Laughter, Roys Tune, The Lotts, Boys in the Better Land

Peores Canciones: Sha Sha Sha

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.