Calificaciones

NA: Discos malos. Esta calificación sirve más como escapatoria para hablar y criticar alguna tendencia espantosa que para hablar de un disco en específico.

0 a 4: Crítica formal a un disco de mala calidad estética.

5 a 6: Discos mediocres bajo los estándares del género al que pertenecen. Se pueden escuchar sin mucha felicidad o sufrimiento.

7 a 8: Buena música para el autor de la reseña, pero reducido a un género. Todos los amantes del género de la reseña en cuestión van a quedar encantados con este disco, pero no necesariamente debe atacar a una población universal.

9 a 10: Música que todos  deben escuchar por lo menos, si no es que amar. Es el tipo de música que trasciende al género musical y que puede ser disfrutada por cualquier persona sin importar sus gustos musicales.

(Recomendación Auditiva) – Música que probablemente aparecerá en la lista de los mejores discos del año. Tiendo a usarlo 1 o 2 veces por semana para denotar lo mejor que ha salido dentro de esa semana. Las calificaciones 9 a 10 van a tener este sello de cajón, pero los pueden o no tenerlo.

NOTA: Estas calificaciones no son comparables entre sí. Que un disco tenga menor calificación que otra no significa que sea “peor”, solo significa que se disfruta de forma menos universal (menos personas lo van a encontrar agradable), tiene menos elementos estéticos a admirar, o simplemente por sesgo mío.

NOTA 2: Ningún género puede ser comparado con discos de otro género. Por ejemplo, si se hay 2 discos (uno de Hip-Hop y otro de Electrónica) con 7, no hay manera de designar que ambos son de la misma calidad. Cada calificación es dada con base en las reglas estéticas de cada género en específico y tan solo significa que los disfruté de una manera parecida, aunque puede ser por razones totalmente diferentes.